La vida en el hotel de Tenerife en cuarentena por el coronavirus: los huéspedes se quejan de la falta de información

Yahoo Noticias

Vieron a España para pasar unos días de vacaciones, concretamente a Tenerife, y han acabado confinados en un hotel en cuarentena por el coronavirus. Los turistas británicos, cuyas quejas han sido recogidas por The Guardian, están muy molestos por la falta de información sobre su situación y porque desconocen cuánto se prolongará en el tiempo este aislamiento que les impide volver a casa.

Ciento de personas se encuentran confinadas en el hotel H10 Costa Adeje Palace de Tenerife desde que el lunes un médico italiano que se alojó allí diese positivo en coronavirus. (Foto: AP Photo)
Ciento de personas se encuentran confinadas en el hotel H10 Costa Adeje Palace de Tenerife desde que el lunes un médico italiano que se alojó allí diese positivo en coronavirus. (Foto: AP Photo)

El pasado lunes un médico italiano fue sometido a las pruebas del coronavirus tras encontrarse mal y dio positivo. Su mujer, también. Ambos estaban alojados en el H10 Costa Adeje Palace y las autoridades decidieron poner en cuarentena a huéspedes y personal del establecimiento para controlar la propagación del virus. Y con la cuarentena han llegado las quejas de algunos de los huéspedas.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Las que más se están oyendo, a día de hoy, son las de los turistas británicos confinados, recogidas por el citado diario. Todos coinciden a la hora de señalar que uno de los mayores problemas a los que se están enfrentando es a la incertidumbre que les genera la falta de información y los pocos datos que reciben de lo que ocurre no solo en el exterior, sino también en el interior.

Con 467 habitaciones, de cuatro estrellas y frente a la playa, allí decidieron alojarse Hannah Green, de 27 años, y su novio junto a su bebé de un año. Ella ha contado a AP que se despertaron y encontraron una nota que les había dejado bajo en la puerta en la que les decían que “por razones sanitarias” no podían salir de la habitación.

Green ha relatado que cuando llamó a recepción no le aclararon gran cosa y que fue cuando recurrió a Internet para informarse cuando se enteró de que en ese mismo hotel había dado positivo en coronavirus un médico italiano. “Básicamente asumí que era por eso”, ha reconocido. Que lo que más le preocupa de estas “vacaciones en el infierno”, como las ha definido y a las que hay que sumar los problemas que la calima ha desatado en la isla, es que están encerrados con un bebé.

En la misma situación se encuentra el matrimonio McHardy, Steve y Susan. Explican que no tienen claro cuándo podrán volver a casa porque no saben si les dejarán cuando se hagan la prueba o tienen que esperar 14 días. Como también desconocen el orden en el que se harán y, teniendo en cuenta que son cientos de personas las que se encuentran en cuarentena, es una operación que llevará su tiempo.

"Nadie nos dice qué está pasando, cuánto durará esto y quién nos va a alimentar. La forma en que se ha manejado esto es una desgracia” se lamente desde su habitación David Hoon, de 60 años.

En la web de hotel sus responsables han colgado un mensaje en el que declaran que están “brindando a los clientes y al personal del hotel toda la atención y atención necesarias para que, a pesar de los inconvenientes que esta situación pueda causar, se atiendan de la mejor manera posible”.

Pero los británicos no son los únicos que han expresado su malestar. En La Razón han hablado con Domingo, un bilbaíno que se encuentra en la isla celebrando el aniversario con su esposa. Reconoce que se enteró “cuando me llamó mi hija para decirme que el hotel en el que estábamos se iba a poner en aislamiento” y que la información que les llega a través de los expertos consultados por los medios es de tranquilidad.

Twitter se ha convertido en una vía de escape para algunos de los alrededor de 1.000 turistas alojados en el H10 Costa Adeje Palace que cuentan cómo está siendo el aislamiento y la comida o la nota que recibieron para comunicárselo.


Más historias que te pueden interesar:


Otras historias