Cambios en el decreto por el coronavirus: qué pueden hacer los padres y qué no con los niños ahora

Yahoo Noticias

La crisis del coronavirus está poniendo a prueba la capacidad de reacción tanto del Gobierno como de la ciudadanía, que debe adaptarse a una nueva circunstancia que todo a punta a que se prolongará en el tiempo más allá de lo previsto inicialmente y de la que para salir se requiere de la implicación de todos. Cada uno tiene su parcela de responsabilidad y en la de la mayoría de los ciudadanos figura el quedarse en casa y evitar así el contagio. El estado de alarma decretado el sábado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez restringe los movimientos y establece una serie de medidas para ello.

Desde hoy, los padres y madres que no tengan con quien dejar a los niños para acudir al supermercado o a la farmacia podrán llevarlos consigo. (Foto: AP Photo/Manu Fernandez)
Desde hoy, los padres y madres que no tengan con quien dejar a los niños para acudir al supermercado o a la farmacia podrán llevarlos consigo. (Foto: AP Photo/Manu Fernandez)

Cuando en Madrid y País Vasco las clases fueron suspendidas el miércoles anterior como medida de prevención de contagios por coronavirus, los parques se llenaron de niños. Entonces se podía. Sin embargo, la declaración del estado de alerta llegó acompañada de una restricción de movimientos que redujo a cero el de los más pequeños de la casa, portadores del virus en la mayoría de los casos sin saberlo. Eso colocó a los padres en una difícil tesitura que va mucho más allá de cómo tenerles entretenidos durante todo el día sin siquiera la posibilidad de usar, como se ha repetido por varias vías de comunicación, las zonas comunes de las urbanizaciones. Quien las tenga, obviamente.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

A los adultos, por el contrario, se les permitía -y sigue siendo así- salir del domicilio para cumplir con cometidos básicos como ir a la farmacia, al supermercado o tirar la basura. Eso dio lugar a un problema: qué hacer con los niños cuando no se tiene con quien dejarles cuando no queda más remedio que salir. La ambigüedad en la redacción del artículo que regula estas salidas provocó que, como denunciaba esta misma semana una tuitera, en algunos establecimientos se prohibiese a los padres y madres entrar con su hijo.

Ahora, una modificación en el texto publicada este miércoles en el BOE ha puesto fin a esa doble posible lectura. Los padres y madres que no tengan con quién dejar a los niños para salir a hacer la compra o acudir a la farmacia podrán llevar a los menores a su cargo con ellos. La ley lo permite dando respuesta a la problemática que se les había planteado a las familias monoparentales ante esta situación.

Que se pueda hacer no quiere decir que se lo más aconsejable. Lo recomendable sigue siendo dejarles en casa, pero, dependerá de cada caso concreto. En especial de la edad del menor. No es lo mismo un bebé o un niño de cinco años que uno de 12 o 13 que quizá si pueda quedarse un rato solo en casa mientras el adulto hace la compra.

El nuevo texto del artículo 7.1, señalan en El Español, recoge que “durante la vigencia del estado de alarma las personas únicamente podrán circular por las vías o espacios de uso público para la realización de las siguientes actividades, que deberán realizarse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad, menores, mayores, o por otra causa justificada”.

Las “siguientes actividades” a las que hace referencia son:

“a) Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.

b) Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

c) Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial.

d) Retorno al lugar de residencia habitual.

e) Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

f) Desplazamiento a entidades financieras y de seguros.

g) Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

h) Cualquier otra actividad de análoga naturaleza que habrá de hacerse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad o por otra causa justificada”.


Cómo interpretar el siguiente mapa sobre el coronavirus:

- El color morado representa un caso positivo de coronavirus confirmado

- La calavera en color rojo, el caso de una muerte confirmada

- Una cruz en color verde representa un caso descartado

- Un verde con un botiquín representa un contagio superado o curado

- Una interrogación en amarillo representa uno o varios casos sospechosos

-Al hacer click en cada icono, aparece más información detallada al respecto

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias