Estudiantes sin clase al rescate de padres y madres desesperados por el coronavirus en España

Yahoo Noticias

La suspensión de las clases en Madrid, País Vasco y La Rioja por el coronavirus se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para los padres de los alumnos más pequeños. El teletrabajo se está vendiendo como la mejor opción para poder cuidar a los niños, pero lo cierto es que ni todas las profesiones ofrecen esa posibilidad ni esta es solución cuando los menores al cargo son muy pequeños. No es lo mismo trabajar desde casa con un chaval de 12 años o incluso ocho que con un uno de cuatro o un bebé. Los segundos no entienden el concepto de teletrabajo.

Con los abuelos fuera de la ecuación como la opción menos recomendable para encargarse de los pequeños -son siempre la primera opción, pero también el segmento de la población de mayor riesgo-, se ha despertado una corriente solidaria al rescate de padres y madres desesperados promovida, precisamente, por los alumnos sin clases más mayores que se ofrecen a cuidar gratis o a precios muy asequibles a los más pequeños. En los últimos días son varias las iniciativas y cadenas que se han conocido en este sentido.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El ejemplo más comentado y viral de solidaridad en tiempos del coronavirus ha sido el de Camila Piñeyro, de 21 años. Esta estudiante de Relaciones Laborales de la Universidad Complutense de Madrid decidió, junto con sus compañeras de piso, ofrecerse a ayudar a las familias de su portal que no tuviesen con quién dejar a sus hijos tras la suspensión de las clases. Es mismo cartel que pegó en la pared lo compartió en Twitter y sirvió de inspiración a otros.

Así se lo ha reconocido Sofía Álvarez, 20 años y alumna de Periodismo y Ciencia Política, a Verne. En su caso lo que hizo fue unirse a otros jóvenes del barrio madrileño de Vicálvaro para ofrecerse a través de un grupo de WhatsApp a cuidar a niños de la zona. Reconoce que podría haber aprovechado la suspensión de las clases para irse a su ciudad, Córdoba, pero decidió quedarse para ayudar.

Y como Sofía y Camila, Alfonso Ruiz de Apodaca, de 23 años y alumno de Diseño y desarrollo de videojuegos. Ha colgado multitud de carteles por su zona. Él suele sacarse un dinero dando clases particulares y aclara que, si bien estas las seguirá cobrando, lo de cuidar niños por el coronavirus es algo que se ofrece a hacer totalmente gratis, porque, explica, “no quiero sangrar a los vecinos que están en apuros”.

Desde Milanuncios han informado de que los anuncios de cuidadores han aumentado un 469% en solo un día, como recoge 20 Minutos. El precio medio, señalan, es de unos 9 euros, pero negociable. En dicho periódico han hablado con María y Andrea, dos jóvenes estudiantes que se ofrecen a través de este portal. La primera reconoce que su idea es cobrar 3 o 4 euros para que “tampoco sea un gasto mucho mayor para los padres que ya bastante tienen”. Y la segunda aclara que ella había pensado un precio de 6 euros, más “asequible” que los 9 euros de media. También hay quien, como Ana, solo pide que le cubran los gastos de desplazamiento.

Cómo interpretar el siguiente mapa sobre el coronavirus:

- El color morado representa un caso positivo de coronavirus confirmado

- La calavera en color rojo, el caso de una muerte confirmada

- Una cruz en color verde representa un caso descartado

- Un verde con un botiquín representa un contagio superado o curado

- Una interrogación en amarillo representa uno o varios casos sospechosos

-Al hacer click en cada icono, aparece más información detallada al respecto

Más historias que te pueden interesar:

Universitarios sin clase por el coronavirus se ofrecen a cuidar de los niños a los que sus padres no tienen con quien dejar. (Foto: Captura de Twitter / @CamilaPinheyro)
Universitarios sin clase por el coronavirus se ofrecen a cuidar de los niños a los que sus padres no tienen con quien dejar. (Foto: Captura de Twitter / @CamilaPinheyro)

Otras historias