Correa castiga al Betis y devuelve al Atlético de Madrid a los puestos de Champions League

La salida del argentino, que participó en los dos goles, cambió el signo de un partido que se le estaba atragantando a los colchoneros.
La salida del argentino, que participó en los dos goles, cambió el signo de un partido que se le estaba atragantando a los colchoneros.

Sufrió el Atlético de Madrid pero acabó ganando con más autoridad de lo que dijo su partido en el Benito Villamarín contra el Real Betis. Simeone sólo necesitó el colmillo de Ángel Correa para sacar provecho de los errores defensivos de su rival, sumar los tres puntos y volver a ser cuartos tras el tropiezo del Getafe ante el Viillarreal.

Pese a la victoria final, los de Simeone se levantaron tarde de la siesta y concedieron demasiado al Betis en el arranque con errores no forzados en la salida de balón pero también porque no supieron tapar las virtudes verdiblancas. Canales y Fekir se acostaron en la derecha y encontraron una y otra vez la vía de agua en el costado de Lodi, que no podía solo con las subidas de Emerson y no tenía buenas ayudas de Lemar.

El Betis merodeaba el 1-0 y la más clara estuvo en la cabeza de Feddal, que estrelló el balón en la madera en un córner. Perdonaron los de Rubi y Simeone consiguió tapar a Fekir con la marca de Saúl. El Atleti ya no sufría y sólo necesitó un error de la zaga local para replicar en ataque. Morata aprovechó una falta de entendimiento para plantarse en el área de Joel, que se resbaló pero aún así fue capaz de tocar el tiro de Morata para que besara la madera y no la red.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

En el segundo tiempo, el cambio para el Cholo Simeone estaba cantado y sólo tardó 10 minutos en hacerlo. El argentino sentó al indolente Lemar y puso más veneno y ganas con Correa. Tres minutos necesitó el 10 del Atlético para revolucionar el duelo y en un alarde de fe esperó el error de Alex Moreno en el despeje y se plantó sólo ante Joel, sentó al portero bético e hizo el 0-1 a puerta vacía.

Rubi tenía que replicar y lo hizo dando entrada a Borja Iglesias y Lainez. El mexicano volvió a reactivar la banda derecha y Canales tuvo el empate con un disparo desde la frontal que se estrelló en la parte exterior del poste. A diez del final, el técnico catalán se jugó el todo por el todo y decidió sacrificar presencia en la medular quitando a Mandi y retrasando a Bartra para meter a Tello. La salida del Betis se volvió precipitada, Fekir regaló un balón a Trippier, el inglés encontró a Correa y el argentino terminó de cerrar una nueva tarde de reivindicación asistiendo a Morata para que hiciera el 0-2 y cerrara el partido con la espuela.

El Betis no le perdió la cara al partido y en el descuento logró recortar distancias por medio de Bartra pero la victoria ya no peligró para un Atlético de Madrid que vuelve a los puestos de Champions League para despedir 2019, mientras que los béticos se quedan en tierra de nadie tras romper una racha de 4 partidos seguidos sin perder.

Otras historias