Courtois, un muro que se desvanece en Liga

·3 min de lectura

Madrid, 16 sep (EFE).- El belga Thibuat Courtois fue el mejor portero y uno de los jugadores más destacados durante la pasada temporada, en la que el Real Madrid consiguió tres títulos -Supercopa de España, Liga y Liga de Campeones- gracias en buena parte a las paradas de un guardameta que este domingo vuelve a enfrentarse a su exequipo, el Atlético de Madrid.

Y es que Courtois todavía no ha dejado su portería a cero en LaLiga Santander. Cinco partidos y cinco goles encajados. El Real Madrid siempre recibe gol, aunque, de momento, siempre gana. Su 16-0 en tantos en las segundas partes esta temporada le hacen contar sus partidos, ocho, por victorias.

En Liga, remontó frente al Almería (1-0 a 1-2) y deshizo el empate contra Espanyol (1-1 a 1-3), Betis (1-1 a 2-1) y Mallorca (1-1 a 4-1) en los segundos 45 minutos. Unos giros de guion que el equipo de Carlo Ancelotti se ha visto obligado a hacer por una falta de contundencia atrás que, curiosamente, solo le sucede cuando juega en Liga.

Muy diferente es la historia en la ‘Champions League’. Dos partidos y cero goles encajados, con siete paradas para Courtois. También dejó su portería a cero en la Supercopa de Europa conquistada el pasado 10 de agosto en Helsinki. La música de Europa le sienta bien al belga. La que escuchará este domingo en Liga será diferente, al volver a un estadio donde no es querido.

Courtois jugó 154 partidos con la camiseta rojiblanca en tres temporadas cedido por el Chelsea, lo que le hizo ganarse una placa en las inmediaciones del actual Cívitas Metropolitano como parte de ‘El paseo de las leyendas’ que fue centro de polémica a finales de mayo y que acabó provocando un cambio de nombre y filosofía de este reconocimiento a exjugadores colchoneros.

El belga dijo antes de la final de la Champions League de la pasada campaña que, tras su experiencia previa en la final de Lisboa 2014 en la que el Atlético cayó derrotado frente al Real Madrid, confiaba en que esto no volviera a ocurrir ya que “ahora estaba en el lado bueno de la historia”.

Unas declaraciones que fueron el detonante definitivo, tras continuas muestras de amor eterno al que ahora es su club, para que una persona no identificada arrancase la placa del guardameta de cuajo.

Esta fue repuesta en honor a un jugador que en las tres campañas que jugó de rojiblanco ganó cuatro títulos: la Liga Europa 2011-2012, la Supercopa de Europa 2012, la Copa del Rey 2012-2013 y la Liga 2013-2014.

Sin embargo, esto propició un cambio en el ‘Paseo de las leyendas’, pasando a llamarse ‘Paseo de los Jugadores Centenarios’ desde el pasado 18 de agosto. Además, El Atlético de Madrid se guardó el derecho a retirar la placa homenaje a “aquellos jugadores que, estando en activo o ya retirados, realicen manifestaciones denigrantes u ofensivas contra el Atlético de Madrid o sus aficionados, o que su comportamiento dañe gravemente la imagen del Atlético de Madrid”.

Sin duda que Vinicius será el jugador rival más silbado por la afición rojiblanca tras la reciente polémica por sus bailes al celebrar sus goles, pero Courtois escuchará música de viento cuando suene su nombre por megafonía en un estadio en el que, debido a las rotaciones de Carlo Ancelotti la pasada temporada pensando en la final de París, no jugó la pasada temporada.

Su gran reto, alejado ya de los focos por su pasado, será el de mantener la portería a cero. Algo que la pasada temporada consiguió en 16 ocasiones, el 44,4% de los partidos que jugó. De momento, va por el 0% y es el guardameta del ‘top 7’ de LaLiga que más ha recogido el balón del fondo de su portería. EFE

1011880

omb/sab

(c) Agencia EFE