Pérdida de masa muscular (hasta 1 kilo al día), cómo afrontar otro efecto secundario del coronavirus

Yahoo Vida y Estilo

Los enfermos de coronavirus sufren muchas secuelas. Una de ellas es la pérdida de movilidad y de masa muscular tras tanto tiempo ingresados. También las personas con patologías crónicas previas, no infectados por SARS-CoV- 2, han tenido que soportar un largo periodo de confinamiento, que ha repercutido en su pérdida de funcionalidad. Estas son las claves para recuperarse

Los expertos advierten de la pérdida de masa muscular tiene un impacto crítico en la recuperación de los pacientes.(Foto: Getty)
Los expertos advierten de la pérdida de masa muscular tiene un impacto crítico en la recuperación de los pacientes.(Foto: Getty)

Cada vez son menos los pacientes ingresados en UCI y más los dados de alta, una noticia que llevamos meses esperando y que nos llena de alegría y esperanza. Sin embargo, como ya advirtieron los expertos con los trombos y la fibrosis pulmonar, entre las secuelas del coronavirus hay una que complica y retrasa la recuperación.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Son muchos los pacientes que pueden llegar a perder hasta 1 kilo de masa muscular al día, tal y como recoge un estudio de la Sociedad Europea de Nutrición Clínica y Metabolismo (ESPEN). 

Además, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) advierte que el desequilibrio nutricional perjudica la función de los músculos respiratorios, disminuye la masa muscular y el diafragma altera su capacidad de contraerse. También afecta el impulso ventilatorio, que es la orden que el cerebro da al sistema respiratorio para respirar, y en consecuencia, llega menos oxígeno a la sangre.

Gran pérdida de funcionalidad

Los pacientes críticos de la COVID 19 tienen también una afectación muscular relevante. Según estos expertos, es fundamental contemplar el tratamiento nutricional para la recuperación funcional del músculo en los diferentes tipos de pacientes desnutridos o en riesgo de desnutrición que sufren pérdida de masa muscular ocasionada por el virus. Así lo han resaltado durante el webinar ‘Desnutrición y recuperación funcional en el paciente COVID’, organizado por Nutricia, el área de nutrición clínica de Danone, con el aval de la Sociedad Española de Nutrición Clínica y Metabolismo (SENPE).

Lo ha contado a los largo de estos meses pacientes que han superado la enfermedad:

  • “Durante la enfermedad he perdido 4,5 kilos y toda mi masa muscular”, explica una policía de Cáceres al diario Hoy.

  • “Al principio te sientes débil, has perdido músculo y te hundes”, cuenta en El País una auxiliar de enfermería de 34 años.

  • “Ha conseguido ponerse unos minutos de pie y realiza pequeños ejercicios de fuerza con pelotas de espuma para las manos y gomas elásticas en los pies para recuperar parte de la movilidad que ha perdido”, cuenta un familiar de Francisco Juárez Serrano, un vigilante de seguridad de 63 años al mismo medio.

Aparte del coronavirus, hay otros factores que influyen. Una combinación de factores relacionados con la edad, inactividad y una dieta inadecuada conspiran en nuestra contra para arrebatarnos gradualmente la masa muscular. (Foto: JESSICA PETERSON/GETTY IMAGES)
Aparte del coronavirus, hay otros factores que influyen. Una combinación de factores relacionados con la edad, inactividad y una dieta inadecuada conspiran en nuestra contra para arrebatarnos gradualmente la masa muscular. (Foto: JESSICA PETERSON/GETTY IMAGES)

Además, las personas con patologías crónicas previas, no infectados por SARS-CoV- 2, han tenido que soportar un largo periodo de confinamiento, que ha repercutido también en su pérdida de funcionalidad.

Si has pasado el coronavirus

En los pacientes infectados por SARS-CoV- 2, la doctora Julia Álvarez, del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares, Madrid), recomienda un tratamiento nutricional especificando las necesidades más adecuadas, tanto energéticas como proteicas para cada caso. Para ello, se debe optimizar la suplementación nutricional y considerar la toma de aminoácidos y metabolitos, además de tener en cuenta que la rehabilitación y el ejercicio son factores determinantes.

Por otro lado, la doctora Cristina de la Cuerda, especialista en Endocrinología y Nutrición de la Unidad de Nutrición del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, recuerda que hay que utilizar herramientas sencillas de cribado nutricional, de sarcopenia y disfagia (la secuela más común tras el ictus) de control remoto para dar continuidad asistencial y seguimiento post-covid al enfermo.

La masa muscular se puede perder por muchos motivos no relacionado con el coronavirus, pero recuperarla es posible de diferentes maneras. Así que aprovechamos para contarte las diferentes opciones.

Dieta hiperproteica y rica en omega 3

En general, una nutrición deficiente disminuye nuestras defensas y nos hace más vulnerables a enfermedades como la covid-19. Además, como publica Alimente, la disminución de la masa muscular evoluciona hacia atrofia, una situación que se ha asociado a una mayor morbilidad y mortalidad general. El objetivo de la dieta, por tanto, debe ser reparar la energía que requiere el organismo para funcionar bien.

Estudios han demostrado que las proteínas son beneficiosas para el mantenimiento de la masa muscular, mejorando el pronóstico de enfermos con patologías pulmonares. Carnespescadoshuevos y proteínas vegetales en general deben estar presentes en la alimentación, pero sin excederse. Una ingesta proteica elevada puede aumentar la producción de CO2 y reducir el suministro de oxígeno en los pulmones.

Un estudio publicado en el British Journal of Nutrition concluyó que tomar 30 gramos de proteínas 30 minutos antes de acostarse (por ejemplo, requesón)puede ayudarte a desarrollar y mantener masa muscular, además puede mejorar tu sistema inmunitario. (Foto: Getty)
Un estudio publicado en el British Journal of Nutrition concluyó que tomar 30 gramos de proteínas 30 minutos antes de acostarse (por ejemplo, requesón)puede ayudarte a desarrollar y mantener masa muscular, además puede mejorar tu sistema inmunitario. (Foto: Getty)

Además de la cantidad, la doctora Carol Lorencio, intensivista del Hospital Dr. Josep Trueta (Gerona), señala en ABC Salud que “es importante la calidad y la naturaleza de esas proteínas, destacando la glutamina (reduce las complicaciones infecciosas, la necesidad de ventilación mecánica y los días de ingreso), la arginina (también contra la infección) y la leucina y sus derivados (permite ganar masa magra)”.

El consumo de frutos secosaceite de oliva virgen extraaguacatelácteos de calidadpescados azules mariscos también ayuda. Tanto como reducir la ingesta de carbohidratos y alimentos refinados y bollería en general.

En resumen, apuesta por proteínas bajas en grasas (pollo, pescado, carnes magras, huevos, lácteos…), carbohidratos (patatas, arroz integral, pasta integral, avena, yuca…) y grasas saludables (aguacates y frutos secos, entre otros). Y para combatir la falta de apetito se aconseja añadir huevo, queso o tacos de jamón a sopas y cremas, y beber entre comidas para evitar las náuseas.

5 claves para mantener o recuperar músculo

  1. Lo acabamos de explicar pero insistimos, para ganar masa muscular debes entender que las proteínas serían el equivalente a los ladrillos que forman nuestros músculos, los carbohidratos sería el cemento que permite fijarlos y las grasas serían el sueldo que pagamos a los albañiles para que construyan el nuevo tejido muscular. Y aunque esto no lo hemos dicho aún, también es necesario que generemos un excedente calórico. Es decir, que consumamos más calorías que las que nuestro cuerpo gasta.

  2. Rehabilitación y fisioterapia. En el caso de los que han pasado la enfermedad, esta es la única forma segura de recuperar la fuerza muscular, la elasticidad y la flexibilidad. El ejercicio guiado ayuda a mejorar la capacidad funcional y entrenar los músculos utilizados en la respiración.

  3. Para los que no la han pasado: Planchas abdominales, sentadillas, flexiones o zancadas están entre los ejercicios que ayudan a recuperar y tonificar músculos. 

  4. La importancia del descanso (en ambos casos). Para aumentar la musculatura no es necesario machacarse a diario pero si dormir las ocho horas de rigor. Tres sesiones a la semana deberían bastar. “Si entrenas demasiado tiempo, tu tejido muscular se verá expuesto a un estrés hormonal por la secreción de cortisol, lo que puede conllevar incluso a la pérdida de masa muscular”, cuenta en Summun el equipo de especialistas fitness de Sprinter.

  5. Por último, una aclaración importante: el hecho de consumir suplementos no quiere decir que ganaremos más masa muscular. Asesórate bien antes de lanzarte al mundo pastillas por favor.

Más historias que pueden interesarte:

7 cosas que puedes hacer para evitar la trombosis

Suplementos de testosterona: ni mejoran la libido ni aumentan la masa muscular

Sarcopenia: el mal que puedes evitar haciendo pesas desde los 40

Ignorar esto te impedirá envejecer de forma saludable

Otras historias