Craviotto: "Llevo tres años en el K4 y ahora tengo que jugármela en K1 200"

Agencia EFE
El español Saúl Craviotto. EFE/Santi Otero/Archivo
El español Saúl Craviotto. EFE/Santi Otero/Archivo

Madrid, 5 feb (EFE).- El piragüista Saúl Craviotto, ganador de cuatro medallas olímpicas, no está del todo satisfecho con el proceso establecido para designar a los participantes españoles en los Juegos de Tokio 2020, porque le ha obligado a modificar su preparación del K4 500 y "jugársela" en un K1 200, aunque considera que tendrá tiempo de lograr su plaza porque se siente "en un estado de forma muy, muy bueno".

Tras participar en un acto promocional relacionado con su papel "de cocinillas", según definió él mismo, Craviotto dijo a Efe que este sistema selectivo le causa un desgaste "sobre todo mental", al contrario que la posibilidad de ocupar el codiciado puesto de abanderado del equipo español en Tokio 2020, dado que esta decisión no depende de él.

"Ni tengo ni que promoverlo ni decir nada más que lo que realmente siento, que es que me hace ilusión ser abanderado y sería lo más maravilloso", afirmó el palista catalán.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Pregunta: Se encuentra inmerso en el proceso de selección del equipo español para los Juegos de Tokio, con seis aspirantes a las plazas del K4 que se decidirán en sucesivos controles individuales y en competición. ¿Supone este sistema un mayor desgaste para usted?

Respuesta: Sobre todo mental. El embudo se va cerrando cada vez más y nos han puesto unos procesos de selección bastante exigentes, ahora ya, a mediados de marzo. En cuanto los pasemos podremos trabajar tranquilamente hasta Tokio, con mucha ilusión y muchas ganas, y creo que allí lo podremos hacer muy bien, porque tenemos un gran equipo.

P. Cuando acabe el proceso selectivo, ¿el resultado habrá sido el más justo para los deportistas?

R. No lo sé. Yo, quizá, lo habría hecho diferente. Pero al final hay muchas cabezas pensantes en el mundo federativo y si han decidido que esta es la mejor manera, pues nada, no nos queda otra que agachar la cabeza y trabajar, que es lo que he hecho siempre, y demostrar en el agua lo que he conseguido. Pero, para mi gusto, lo habría hecho diferente.

P. ¿En qué sentido?

R. En el de priorizar unas cosas en lugar de otras. Yo llevo tres años inmerso en el proyecto de K4 500 y ahora voy a tener que jugármela en un K1 200, cuando llevo tres años sin remar un K1 200. He tenido que modificar un poco toda la preparación. Creo que me va a dar tiempo y estoy en un estado de forma muy, muy bueno. Yo lo hubiese hecho diferente pero no significa que sea mejor o peor. Cada uno toma las decisiones que toma y esperemos salvar la situación, porque queda poco tiempo.

P. Su entrenador Miguel García le describe como un deportista muy cuadriculado, poco amigo de cambios.

R. Sí, soy bastante cuadriculado. La verdad es que me gusta tener las cosas bajo control, no salirme mucho del guion. Si tengo un objetivo claro, yo sé lo que tengo que hacer y cómo planificarme para lograrlo y alcanzar un resultado. Si hay variables o piedras por el camino, la verdad es que me trastoca bastante los planes. Supongo que como a cualquier persona.

P. Con el oro en Pekín 2008 (K2 500) se metió en una rueda de medallas que continuó girando con una plata en Londres 2012 (K1 200) y dos medallas más en Río 2016 (oro en K2 200 y bronce en K1 200). Una vez que consiga la clasificación para Tokio 2020, ¿qué pasará allí?

R. De momento sigo en esta rueda y estoy bien. Las lesiones me respetan, me encuentro físicamente bien, además de motivado, con ilusión y soñando a lo grande.

P. ¿Está muy pendiente de termine de concretarse su posible elección como abanderado de la delegación española?

R. Llega un momento en que no puedo estar preocupado por tantísimas cosas. Es algo que se escapa a mi decisión. Yo soy deportista y no tengo ni que promoverlo ni decir nada más que lo que realmente siento, que es que me hace ilusión ser abanderado y sería lo más maravilloso. Si al final soy yo, pues genial, y si no lo soy por el motivo que sea, pues felicitar y apoyar a quien le toque. Yo lo que tengo que hacer es entrenar y sacar medallas para España. EFE

P. Hoy se ha vuelto a poner el delantal para cocinar una hamburguesa vegetal. Este tipo de actos ¿le permiten despejarse o le distraen de su actividad deportiva?

R. Ayudan a salir de la rutina, del día a día. Pero es verdad que tenemos que estar muy centrados en entrenar y en descansar. Intento hacer lo mínimo imprescindible y viajar lo menos posible.

Otras historias