Crisis de biodiversidad obliga a cambiar pautas de producción y consumo

·2 min de lectura

Madrid, 8 jun (EFE).- La biodiversidad sufre una crisis sin precedentes con casi un millón de especies en riesgo de desaparición en lo que sería la sexta extinción masiva y para superarla "tenemos que cambiar nuestras pautas de producción y de consumo", argumenta el eurodiputado español del grupo socialista Cesar Luena.

Pese a tratarse de una crisis sin precedentes, sin embargo, no atrae la misma atención mediática ni política que el cambio climático, lamenta Luena, ponente del Informe sobre biodiversidad, aprobado en comisión, que se prevé aprobará el pleno del Parlamento Europeo.

Un problema -argumenta en una tribuna en EFEverde.com de la Agencia EFE con ocasión del día mundial de los océanos-, que no va solo de animales o plantas, pues la diversidad biológica es la base de la vida y "de ella dependen nuestro alimento, nuestra salud, nuestros recursos naturales, nuestra ropa, nuestros medicamentos y, por supuesto, nuestros ecosistemas".

Por ello, en su informe al Parlamento aboga porque la Estrategia Europea de Biodiversidad desarrolle medidas como una Ley Europea de Diversidad Biológica, similar a la reciente sobre cambio climático de la Unión y sirva como refuerzo al artículo 37 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE, dedicado a la protección del medioambiente.

Además, Luena respalda las propuestas de la Comisión Europea para que un 30% por ciento de áreas marítimas, terrestres y fluviales estén protegidas para 2030 o una mayor protección de bosques y suelos.

No en vano, "el 95% de nuestros alimentos salen de ahí" y, solo en España, el 74% del territorio está amenazado por la desertificación y casi el 20% tiene un riesgo grave o muy grave de sufrir este fenómeno.

Medidas que también alcanzan a los bosques que cubren alrededor del 38% del territorio de la UE (los bosques españoles suponen aproximadamente un 11% del total comunitario) y aunque la masa forestal europea registra aumentos continuos en prácticamente todos los Estados miembros desde 1990 (hasta del 30% de superficie forestal en España) no es lo mismo una plantación que un bosque primario.

La Estrategia de Biodiversidad para 2030 es una hoja de ruta que pretende revertir la pérdida de especies y para hacer de nuestro planeta un lugar mejor pero para ello "tenemos que cambiar nuestras pautas de producción y de consumo" asevera Luena, quien señala que comprende "las preocupaciones del sector primario ante esta perspectiva".

"Pero les digo, añade en su tribuna, reincorporemos la naturaleza a nuestra vida" que no son los únicos que deberán esforzarse por lograr este cambio de modelo, aunque seguramente sí algunos de los más interesados en la búsqueda de la sostenibilidad a largo plazo.

La tribuna completa esta disponible para su lectura y descarga en efeverde.com.

(c) Agencia EFE