El negocio ruinoso que une a Cristiano Ronaldo con Donald Trump

·4 min de lectura
Donald Trump (izquierda) y Cristiano Ronaldo. Fotos: Getty Images.
Donald Trump (izquierda) y Cristiano Ronaldo. Fotos: Getty Images.

Algunos dirán que la gloria y el honor de pasar a la historia como uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos. Otros, el orgullo que puede sentir gracias a los títulos tanto individuales como colectivos que ha conseguido a lo largo de su carrera. Pero sin duda, entre los factores más positivos de la vida de Cristiano Ronaldo se puede incluir el hecho de que, gracias a su talento con el balón, lleva años percibiendo un sueldo astronómico. Sin contar reducciones por la crisis actual, el atacante portugués cobra en la Juventus 31 millones de euros anuales, que se suman a lo que ha ido ganando a lo largo de su trayectoria profesional en clubes no precisamente modestos como el Real Madrid o el Manchester United y mediante contratos publicitarios de todo tipo.

Semejante nivel de ingresos, y dos dedos de frente a la hora de gestionarlos, le ha dado para acumular una fortuna considerable que le permite poner en marcha todo tipo de inversiones. Algunas han salido bien y han servido para aumentar sensiblemente su patrimonio. Otras, sin embargo, no tanto. Y de estas últimas hay una particularmente llamativa porque implica a Donald Trump.

Según cuenta el diario New York Post, Cristiano está deseando quitarse de encima cuanto antes el apartamento que posee en la Torre Trump, en plena Quinta Avenida de Manhattan. Lo ha puesto a la venta por un precio de 7,75 millones de dólares (algo menos de 6,4 millones de euros al cambio actual). Que es una cantidad mayúscula, pero significativamente inferior a los 18,5 millones que había pagado por ella en 2015, cuando se lo compró al antiguo propietario, el muy controvertido empresario italiano Alessandro Proto.

¿Por qué está Ronaldo dispuesto a asumir pérdidas de más de diez millones y medio de dólares? Fundamentalmente por una cuestión de imagen. Hace seis años, cuando el futbolista se hizo con el apartamento, Donald Trump no era más que un empresario un tanto excéntrico pero relativamente inofensivo; meterse en un negocio de compraventa con él no tenía ninguna implicación. Pero justo después le dio por meterse en política, presentándose a las primarias del Partido Republicano, que acabaron llevándole a la Casa Blanca en 2017 con las consecuencias que todo el mundo ha ido viendo durante su única legislatura al frente del gobierno estadounidense.

Así las cosas, tener una vinculación aunque fuera circunstancial con Trump no era el mejor panorama posible para un hombre como el portugués que, aparte de su fútbol, vive de su presencia y su reputación. De hecho, un grupo de seguidores de Cristiano llegó a organizar una recogida de firmas respaldada por casi 14.000 personas pidiéndole que se deshiciera de la casa. Y CR7 les hizo caso: en 2019 la puso a la venta por 9 millones, bastante menos de lo que le había costado.

Una de las imágenes del interior del apartamento que figura en el anuncio en el portal inmobiliario Realtor.
Una de las imágenes del interior del apartamento que figura en el anuncio en el portal inmobiliario Realtor.

Pero, probablemente por la mala fama de la casa (o más bien de su promotor), no recibió ninguna oferta. Y el panorama inmobiliario se hundió un poco más como consecuencia de la pandemia del coronavirus. De manera que ahora se ha visto obligado a bajar el precio más todavía. Si tienes algo ahorrado, contacta con él, porque seguramente esté más que dispuesto a escucharte. Puedes hacerlo a través del anuncio que ha subido al portal inmobiliario Realtor.

El piso en cuestión, hay que reconocerlo, no escatima en lujos. Se trata de un espacio de 233 metros cuadrados (por si estás familiarizado con el mercado local y te apañas midiendo en "pies cuadrados", son 2510) de tres dormitorios, otros tantos baños, pasillos amplios y ventanales inmensos con vista privilegiada a Central Park, el pulmón de la gran urbe, todo ello decorado con mobiliario de acacia koa y mármol. Se dice que esta residencia en concreto sirvió de inspiración a la escritora E. L. James para la habitación en la que el protagonista de la serie de novelas Cincuenta sombras de Grey llevaba a cabo sus prácticas sadomasoquistas; de hecho, el personaje principal podría estar basado en el propio Alessandro Proto.

Veremos si, con tales alicientes, Cristiano consigue encontrar a alguien que se quede con el piso y le ayude a compensar, aunque sea mínimamente, una operación que se está demostrando ruinosa. En cualquier caso, tampoco parece que supone un gran contratiempo para su economía doméstica. Forbes asegura que, entre unos conceptos y otros, el portugués ingresa anualmente 120 millones de dólares y que en 2020 se convirtió en el primer deportista de equipo en todo el mundo que llegó a sumar ganancias totales por encima de los 1.000 millones.

VÍDEO | El futbolista de dos años sueco con un millón de seguidores en Tik Tok

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente