Cristiano Ronaldo replica a los que le jubilan antes de tiempo… una vez más

El ‘7’ vuelve a conquistar Europa para el Real Madrid cuando las críticas más arreciaban. La remontada en Múnich lleva su firma.

Es tiempo de Semana Santa. Es tiempo de rememorar la pasión y resurrección de Cristo. Y aunque no fuera al tercer día, hubo un Cristiano al que este miércoles de Pascua le dio por ‘resucitar’ de entre las sombras. En Múnich. Ante el Bayern. Cuando muchos ya no le tenían en cuenta y no le esperaban en Europa. Se trata de Ronaldo, claro. Que volvió a replicar en el campo a aquellos que le quieren jubilar antes de tiempo. Una vez más.

Con la BBC al completo siendo discutida por muchos frentes futbolísticos, era quizás Cristiano el que aglutinaba más dardos en la diana. Por su caché. Por su historia. Por las esperanzas depositadas en él. Lejos de sus cifras anotadoras habituales, Europa se le estaba resistiendo especialmente esta temporada con apenas dos goles y más de 600 minutos de sequía. De ahí el escepticismo. De ahí la sísmica réplica en el Allianz Arena: dos goles en treinta minutos de la segunda parte, provocando la expulsión de Javi Martínez en un par de suspiros. La eliminatoria encarrilada, y Ronaldo elevado a los cielos una vez más. Donde suele estar. Donde debe.

Y es que enterrar al ‘7’ se antoja una actividad de riesgo: aparente en la teoría, inalcanzable en la práctica. Porque siempre surge y resurge. De ahí su grandeza y su legado. De ahí la temeridad. Puede tener lagunas en su perenne brillantez. Cada vez más habituales, cierto. Pero Ronaldo siempre está cuando se le necesita, en las citas grandes. No necesita de dilatados picos de forma para crucificar a quien se le ponga por delante, porque le basta una chispa mínima para desatar un incendio. No es casual que sea el máximo goleador de la historia del Real Madrid, de la Champions League, y de las competiciones europeas. Y no se ha olvidado aún de cómo forjó ese camino.

El luso sigue entrenando como el que más. Quizás ahora de forma diferente, por su edad, y porque sus condiciones físicas no son las mismas que cuando ganó su primer Balón de Oro, lógicamente. Pero ha sabido reinventarse sin perder su esencia. “Ha habido un cambio radical en mi carrera este año. Descanso más. Y por eso llego más fresco que nunca al tramo final de esta temporada”, reconocía Cristiano tras haber clavado su bandera en el Allianz Arena. Es un aviso para los que le jubilan antes de tiempo. Sigue y seguirá ofreciendo mucha resistencia para quitarles la razón. Algún día acertarán, obvio. Pero mientras que ese día llega, el que tiene el rifle lleno de muescas es el ‘7’. La última, la de Múnich. Casi nada.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines