El arrebato de Cristóbal Soria contra Messi y su 'rajada': "Eso no lo puede decir ni Quique Setién ni la madre que me parió"

Borja González
·3 min de lectura
Cristóbal Soria en el plató de 'El Chiringuito' (Imagen: Twitter/@chiringuitotv) y Lionel Messi en los micrófonos de Movistar+ tras la derrota frente al Mallorca (Imagen: Twitter/@MovistarFutbol)
Cristóbal Soria en el plató de 'El Chiringuito' (Imagen: Twitter/@chiringuitotv) y Lionel Messi en los micrófonos de Movistar+ tras la derrota frente al Mallorca (Imagen: Twitter/@MovistarFutbol)

Lionel Messi se mostró muy enfadado con la situación del Barcelona tras la derrota frente a Osasuna y el título de Liga perdido. Arremetió contra la actitud de compañeros y sugirió que desde que está Quique Setién en el banquillo el declive ha sido notorio.

El argentino, capitán azulgrana, reflejaba así su estado de ánimo, siendo incluso pesimista de cara al partido de Champions League contra el Nápoles.

Sus declaraciones públicas han encendido a uno de sus mayores defensores y admiradores, el tertuliano de ‘El Chiringuito’ Cristóbal Soria. El exdelegado del Sevilla comparte predilección con el equipo culé y esta noche ha pasado algo más que un mal trago, especialmente por Lionel Messi.

Por ello no ha podido controlarse. Ha dado a entender que Messi no ha actuado como un verdadero capitán: “Eso queda muy bien decirlo en una cámara, delante de los medios de comunicación, queda fenomenal, pero eso donde hay que decirlo es en la cocina”.

Y continuaba arremetiendo contra la actitud del ‘10’, dejando claro qué es lo que tenía que haber hecho ante la situación que se vive en el vestuario: “Sálgase todo el mundo del vestaurio. Y cuando sale el último del vestuario... ¡Plash! Se echa el cerrojo y se cierra l apuerta y las ventanas bajaditas, para que no se escuche fuera”.

Y se centra en la labor de Messi: “Y cuando llegue ese momento sale el capitán y se pone allí delante de todo el mundo y los llama al orden, poniéndose él el primero. Así es como se sale de esa situación”.

“Leo es el que tiene el brazalete de capitán y es el que manda dentro del vestuario”, añade. “Y le tiene que decir a los compañeros... Bicicleta ni una más eh, y los pies por lo alto y abertura de boca -refiríendose a Arthur- ni una más. Eso es lo que tiene que decirle Leo a los compañeros”, concluye.

Soria piensa que “esa es la primera piedra para ganar la Champions” y que lo demás es “mentira todo”. Y es más concreto: “Eso es Leo. Eso no lo puede decir ni Quique Setién ni García Pimienta ni la madre que me parió a mí. Eso lo tiene que decir Leo Messi”.

Tras ello, ha entrado en un bucle de hablar consigo mismo, lamentándose por “las irritaciones” que coge “por el fútbol”, antes de tirar de mala manera el abanico al suelo.

A pesar de haber perdido los papeles, ha sido aplaudidos por algunos de sus compañeros en plató por lo que ha dicho. Pocas veces o ninguna, por parte de la bandada culé de ‘El Chiringuito’ se ha mandado un ataque tan explícito contra la figura de Messi.

Es reflejo de la situación que se vive en Can Barça, casi insostenible.

Más historias que te pueden interesar: