¿Cuándo comenzó la Liguilla en México?

Elias Hale
·2 min de lectura

La Liga MX inició de forma amateur el 19 ed julio de 1902 y unas cuantas décadas después, el 17 de octubre de 1943, de manera profesional. Desde aquel entonces, la liga ha sufrido varias modificaciones de formato para llegar a lo que es hoy en día, con un elemento que la distingue sobre las demás competencias domésticas del mundo: la Liguilla.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

Pero, ¿Cómo se dio el origen de la Liguilla en México?

En 1970, la Federación Mexicana de Futbol, en aquel entonces liderada por Guillermo Cañedo de la Bárcena, decidió hacer la fase final del torneo más interesante, donde los fanáticos estuvieran más al pendiente de los resultados.

En la temporada 1970-71, se instauró por primera vez la Liguilla, aunque funcionaba de manera distinta. La Primera División, de 18 equipos, fue dividida en dos grupos de nueve equipos cada uno y al término de la fase regular, los líderes de ambos grupos se enfrentarían en una Gran Final, de ida y vuelta. Los líderes fueron América y Toluca y tras un empate a ceros en el Estadio Nemesio Díez, las Águilas se coronaron como los primeros campeones de México en ganar una final, en el Estadio Azteca, con goles de Horacio López Salgado y Carlos Reinoso.

La FMF habría basado el concepto de Liguilla en los famosos playoffs de la NFL y la MLB, ligas profesionales de futbol americano y béisbol, respectivamente. Justamente en 1967 la NFL amplió su postemporada de cuatro a ocho equipos, lo que fue un rotundo éxito comercial.

Desde 1971 a 1996, en México se adoptó la Liguilla, basado en los modelos de playoffs de las ligas de deportes estadounidenses. Se jugaba un torneo largo, como en las ligas de Europa, pero al final se avanzaba a una Liguilla, con partidos de ida y vuelta, tal como se juega hoy en día.

En todos esos años hubo muchos formatos diferentes, clasificación directa, duelos de eliminación por los últimos boletos a la Fiesta Grande y en 1996 el futbol mexicano cambió drásticamente para llegar a ser lo que es hoy en día: una temporada con dos torneos cortos, dos Liguillas y dos campeones anuales, como era el formato en Argentina.

El formato de Liguilla realmente no favorece a nadie, pues cualquiera de los ocho calificados puede quedar campeón. El único lugar que no ha logrado levantar un título es el sexto, pues los equipos que han avanzado en esta posición no han podido quedar campeones, pero inclusive los octavos lugares han hecho historia, más recientemente, Monterrey en el Apertura 2019, lo que hace que el futbol mexicano tenga un sabor distinto al internacional.