¿Para cuándo Girotti, Muñeco? Parece que Gallardo se encaprichó con Borré

Franco Formoso
·2 min de lectura

La falta de gol en River no es novedad, pero tiene un delantero letal en el banco de suplentes al que Gallardo no le da suficiente rodaje: Federico Girotti. Tiene un promedio de 1 gol cada 83 minutos y siempre genera peligro en el área rival, ¿qué esperamos para ponerlo de titular?

Cinco goles en 21 partidos oficiales. Y en ellos, sólo fueron 424 minutos los que estuvo en cancha, porque generalmente sus apariciones son desde el banco de los suplentes. Federico Girotti es uno de los delanteros más temibles que tiene River Plate. Sin embargo, parece que Gallardo tiene un capricho llamado Rafael Borré.

Ya sé que es el goleador histórico de su etapa como entrenador y que aporta muchísimo en la presión alta, pero tiene innumerables chances de gol por partido y las malogra. Es obvio que alguna de todas la va a convertir. Pero lo de Girotti es distinto: van 10 minutos del segundo tiempo y los hinchas ya quieren que entre porque saben que algo puede pasar.

Generalmente pasa, eh. Girotti es un delantero que posee características de un tanque ofensivo difícil de marcar. Tiene una presencia y un estilo aguerrido que puede atormentar a cualquier rival y por sobre todo siempre está donde tiene que estar.

El ejemplo más claro ocurrió con San Lorenzo. River perdió 2 a 1 pero Girotti marcó el gol del descuento y sobre el final estrelló un cabezazo en el travesaño. Eso sin contar que hubo ocasiones en las que entró y metió un gol en la primera pelota que tocó.

Hay que saber apreciar los momentos, y si tenemos un técnico que no se casa con nadie entonces no debería hacerlo con Borré. Girotti es el presente y futuro de River, no desperdiciemos su buen pasar.