Cuando Groenlandia, durante la IIGM, abasteció a los Aliados del mineral necesario para construir aviones

Yahoo Noticias

La ‘criolita’ es un mineral del que se obtiene el óxido de aluminio con el que se puede producir aluminio. El mayor yacimiento del planeta se encuentra en la población de Ivittuut (al sur de Groenlandia) y a lo largo de un siglo y medio se extrajo millones de toneladas. Desde 1987, la que fue una próspera ciudad minera de la isla nórdica, se encuentra abandonada, siendo una población fantasma que se ha convertido en destino turístico de numerosos viajeros.

Mina de criolita en Ivittuut (Groenlandia) en 1940 (imagen vía Wikimedia commons)
Mina de criolita en Ivittuut (Groenlandia) en 1940 (imagen vía Wikimedia commons)

La razón del mencionado abandono de Ivittuut fue el hecho de resultar poco rentable la explotación minera, al sintetizarse el mineral y poderse obtener mucho más fácil (y económicamente) el aluminio.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Pero su mayor esplendor lo vivió a partir de 1940 cuando el gobierno de Estados Unidos decidió instalar en Groenlandia varias bases militares con el fin de defender toda aquella zona de la presencia de submarinos alemanes, durante la Segunda Guerra Mundial.

A pesar de que EEUU no participaba en aquellos momentos en el conflicto bélico, sí que se involucró en la defensa de la isla, por su situación estratégica. Groenlandia ha sido una de las grandes aspiraciones de numerosos mandatarios estadounidenses que han pretendido comprársela a los daneses (el último de ellos Donald Trump, en 2019).

Además de la estratégica situación de Groenlandia en el mapa, a los estadounidenses les interesó instalar sus bases en la isla para poder explotar el mayor yacimiento de criolita, en todo el planeta, con el que podía obtener el mineral con el que se producirían millones de toneladas de aluminio que iría destinado a sus fábricas de armamento.

EEUU abasteció durante los primeros años de la IIGM a países como el Reino Unido de aviones y armamento, y la mayoría del aluminio usado para ello provenía de la mina en Ivittuut.

Miles llegaron a ser los estadounidenses enviados a Groenlandia para ocuparse de las diferentes bases, además de la extracción de criolita, sobre todo a partir de la entrada en la guerra de Estados Unidos, debido a que la necesidad de producir aluminio se multiplicó.

En 1946, tras finalizar el conflicto bélico, el presidente Harry S. Truman volvió a insistir en el interés estadounidense en comprar Groenlandia, ofreciendo a Dinamarca cien millones de dólares de la época (al cambio, actualmente rondarían los mil quintetos millones de euros). El gobierno danés rechazó la oferta, pero permitió a los norteamericanos continuar explotando los recursos de la isla y seguir en ella durante los años de la Guerra Fría con las bases militares.

En 1959 se puso en marcha el ‘Proyecto Iceworm’, con el que EEUU construyó una ciudad subterránea, además de experimentar en la isla con su programa nuclear.

A partir de 1987, la extracción de criolita ya no fue rentable, quedando abandonadas las minas de Ivittuut y con ello también la que había sido una próspera ciudad groenlandesa. Actualmente algunos de los edificios de esta población fantasma que se han convertido en hoteles para turistas que viajan allí en verano.

Fuentes de consulta e imagen: arsukfjorden / elmundo / smithsonianmag / Wikimedia commons

 

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias