Los cuatro aciertos y el error del Real Madrid en el Clásico

Adrian Marcos
·3 min de lectura

Los de Zinedine Zidane se llevaron los tres puntos en el Camp Nou tras un partido igualado que se decantó del lado merengue con los goles de Fede Valverde, Sergio Ramos y Luka Modric. El Real Madrid recuperó, con esta victoria, las buenas sensaciones perdidas tras una semana para el olvido y escala hasta lo más alto de la tabla a la espera de lo que suceda con sus inmediatos seguidores.

Aciertos

Sergio Ramos marca la diferencia

El camero regresó tras la lesión que le impidió estar frente al Shakhtar Donetsk en la Champions League y, viéndolo ahora, hizo bien en no forzar porque hoy fue decisivo. Sergio Ramos fue el líder en la defensa, imponiendo su autoridad y aportando esa garra que tanta falta necesitaban los blancos. Además fue un peligro en cada balón parado y así llegó el discutido penalti que él mismo provocó y transformó para enlazar ya más de 20 consecutivos sin fallo. Hay un Real Madrid con él y otro muy diferente cuando no se viste de corto.

La zaga del Real Madrid volvió a demostrar su solidez | Alex Caparros/Getty Images
La zaga del Real Madrid volvió a demostrar su solidez | Alex Caparros/Getty Images

El Real Madrid vuelve a hacer gala de su defensa

Tras las derrotas ante Cádiz y Shakhtar se puso en duda si la solidez que llevó a los blancos a conquistar LaLiga hace unos meses había desaparecido o seguía estando ahí. El partido de hoy deja claro que la defensa merengue no estaba muerta, estaría de parranda, como diría Peret. El FC Barcelona atacó por dentro con quizá el mejor Messi de todo el 2020 y tanto Ramos como Varane supieron imponer su ley, pese al fallo del primer gol. Cuando Koeman apostó por las bandas volvieron a demostrar su poderío aéreo.

Los centrocampistas ganan partidos

Había quien apuntada a que Zinedine Zidane apostaría por una medular con cuatro hombres, pero finalmente fueron tres, aunque no importó el número en un partido en el que todos estuvieron muy finos. Fede Valverde, con su profundidad, hizo el primer tanto en el minuto cinco y, tras un desgaste físico total, se marchó exhausto. Casemiro, con amarilla desde bien pronto, siguió defendiendo con la misma solidez y eso que estuvo muy solo ante Messi. Kroos firmó un auténtico partidazo siendo la brújula del equipo a la hora de crear juego. Y Luka Modric, que salió desde el banquillo, tuvo que esforzarse en defensa y culminó el encuentro con un gol propio de un mago como él.

Modric sentenció el partido para los blancos | LLUIS GENE/Getty Images
Modric sentenció el partido para los blancos | LLUIS GENE/Getty Images

¡Qué bueno es Karim Benzema!

El francés juega a otro juego muy diferente al del resto de delanteros y es eso precisamente lo que le convierte en un futbolista tan especial. En la primera mitad dejó un repertorio de movimientos por el frente de ataque y de combinaciones con sus compañeros única. En la segunda Benzema supo cuando acelerar y cuando poner pausa al juego del equipo, escondió la pelota y se asoció con tanta fluidez como siempre. Hoy solo le faltó el gol.

Fallos

Vinicius no tuvo su día

El brasileño, que se había convertido en la principal baza ofensiva del Real Madrid, estuvo muy desacertado en el Camp Nou. Si bien es cierto que entró en juego, buscó siempre a sus compañeros y trató de encarar a su par, en muy pocas ocasiones lo consiguió y en ninguna de ellas supuso un peligro para la portería de Neto. Tuvo más de una ocasión para cambiar su suerte, pero no fue su día.