Los cuatro aciertos y el error del Real Madrid en la victoria contra el Atalanta

Miguel A. Sánchez
·2 min de lectura

El Real Madrid tenía que defender el resultado de Bérgamo en el que ganaron por 1-0 y apostó por la seguridad. El partido salió tal y como había soñado Zidane, sin despistes defensivos ni sufirmiento atrás y culminando alguna contra. El Real Madrid es el primer equipo español que se clasifica a cuartos de Champions League.

El Real Madrid trazó su plan y le funcionó. Una victoria cómoda y pase a cuartos.

1. Defensa de tres

Zidane cambió el esquema | Soccrates Images/Getty Images
Zidane cambió el esquema | Soccrates Images/Getty Images

Zidane apenas ha jugado con defensa de tres. De inicio, solo salió con este esquema en el partido contra el Elche. Repitió contra la Atalanta y fue un acierto. Acumuló gente por el centro y evitó las salidas a la contra de la Atalanta y cerró espacios.

2. El desequilibrio de Vinícius

Viícius provocó un penalti | Angel Martinez/Getty Images
Viícius provocó un penalti | Angel Martinez/Getty Images

El planteamiento de Zidane fue muy conservador. Esperó atrás y jugó lentos, pero tuvo un factor sorpresa durante los primeros 65 minutos: Vinícius. El jugador desequilibró con su desborde y velocidad y provocó el penalti del segundo gol.

3. ¡Balones a Kroos!

Toni Kroos lideró el juego | Soccrates Images/Getty Images
Toni Kroos lideró el juego | Soccrates Images/Getty Images

El partido fue lento y perjudicó al juego de la Atalanta a la par que benefició a la tranquilidad y la seguridad del Real Madrid. ¿Por qué ocurrió esto? Por el señor Toni Kroos. El alemán marcó los tiempos y paró el juego. Durante gran parte del partido se jugo a lo que quiso y como quiso el centrocampista.

4. Contrataques efectivos

Asensio marcó en el primer balón que tocó | PIERRE-PHILIPPE MARCOU/Getty Images
Asensio marcó en el primer balón que tocó | PIERRE-PHILIPPE MARCOU/Getty Images

El Real Madrid no fue el equipo vertical y directo al que acostumbra en su historia, sin embargo, ganó el partido por jugadas al contrataque. Los blancos aprovecharon los espacios defensivos de la Atalanta para llegar con claridad y culminar con efectividad. Así llegó el penalti y el gol de Asensio.

El partido, tal y como habían trazado, rozó la perfección, pero son el Real Madrid y siempre hay y habrá un pero.

5. El Real Madrid no puede jugar así

El Real Madrid no tuvo presencia ofensiva | Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images
El Real Madrid no tuvo presencia ofensiva | Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images

El error viene marcado por el nombre, la historia y el escudo. El Real Madrid dominó su portería, los tiempos y el marcador; no tuvo problemas de seguridad. Sin embargo, tampoco hizo prácticamente nada en ataque más allá de dos contras. El Real Madrid, más todavía como local, no puede jugar como lo hizo hoy, al estilo de un equipo pequeño.