CUIDADO | La maldición del estadio donde se jugará la final de Champions 2017 que puede ser decisiva

Miguel Angel Sánchez

La fase final de la Champions League ya ha empezado a rodar. Ayer se disputaron los primeros partidos de los octavos de final. Todos los equipos luchan por llegar a Cardiff, al Principality Stadium, lugar en el que se jugará la final de la Champions. Lo que tienen que llevar cuidado es de llegar locales o visitantes. Sobre el estadio pesa un gafe contra el equipo que juega allí como visitante



Cuando en este campo se jugaba a rugby hubieron tres finales y las tres las ganaron los visitantes. Después, debido a la reforma de Wembley, pasaron a jugarse allí finales de torneos de fútbol británico. Durante esa época se jugaron 11 finales y las 11 fueron ganadas por el equipo local. Empezaba a hablarse de la maldición de Cardiff.

Esta maldición algunos equipos se lo han tomado muy en serio. El Cambridge United, antes de jugar la final de la EFL Cup en 2002 contrató a un experto en feng shui para intentar acabar con el gafe. El gurú hizo todo lo que pudo pero ni así lo consiguió. El equipo de Cambridge perdió por 4 goles a 1. Por esa época también había una final entre el Arsenal y el Chelsea. Un aficionado gunner, al ver que su equipo jugaba de local temía por el intento de desgafarlo. No tuvo problemas ya que el Arsenal ganó aquella final. Pero Darby, el hincha del Arsenal, reveló que el gafe podría ser porque el estadio visitante estaba al lado de una sala de medios de comunicación y sus cables transportaban mal karma. Los encargados del estadio intentaron hacer un cortafuegos y, para sorpresa de muchos, funcionó. Días después de pintarlo el Stoke City ganó 0-2 una final de play off y terminó con la maldición. No sabemos si ese cortafuegos sigue, tal vez la maldición vuelva a latir con fuerza.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines