Tu piel en invierno: evita la deshidratación con estos tips

El invierno es una buena época para ayudar a la piel a restablecerse tras lo meses de sol, por lo que es aconsejable darle el cuidado que necesita para sanar. Sin embargo, también es la época en la que más se reseca, por lo que tomar en cuenta estas recomendaciones te ayudará a mantenerla sana.

Durante los meses de frío, mantener tu piel hidratada es lo más importante. Foto: Getty Images
Durante los meses de frío, mantener tu piel hidratada es lo más importante. Foto: Getty Images

Exfoliación

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Es muy importante mantener una exfoliación constante durante el invierno, y así evitar la acumulación de células muertas que fomenten la deshidratación.

De hecho, podrías optar por exfoliantes químicos, los cuales utilizan otros ingredientes que trabajan a nivel celular, mejorando la hidratación interior y hasta suprimirían las manchas de pigmentación, como recomienda la esteticista Inna Knyazevch.

Hidratación

Es quizá lo más importante de todo, pues durante los meses de invierno el aire es más seco y frío, lo cual se refleja en tu piel. Hidratar de forma correcta es la mejor manera de mantener el brillo y lozanía de la piel. Una buena forma de lograrlo es a través de aceites hidratantes, además de elegir correctamente tu crema.

Sería bueno cambiar a una más potente durante el invierno, pues tu piel necesita no solo más humedad, sino retenerla mejor. Para ello es bueno elegir productos que incluyan glicerina, propilenglicol y hasta urea., además de componentes que ayuden a reducir las arrugas y las señales de la edad. No te olvides de la protección solar.

También te puede interesar: Cómo exfoliar la piel en casa de forma segura

Busca antioxidantes

Los antioxidantes tópicos mejorarían la complexión, además de proteger y sanar la piel. Knyazeych resalta que la vitamina C sería uno de los mejores protectores del daño solar, además de mejorar la elasticidad, estimular la síntesis de colágeno natural, agregar brillo y suprimir la pigmentación.

Tu alimentación también cuenta

Además de lo que puedas hacer externamente por tu piel, tu alimentación también podría ayudarte.

  • Ácidos grasos Omega 3. Son importantes para evitar o aliviar la piel seca, por lo que añadir salmón y aceite de oliva a tu dieta, serían buenas opciones para ayudarte.

  • Proteínas adecuadas. El médico Aaron Tabor recomienda agregar isoflavones a la dieta, por ejemplo a través de la leche de soya. Estos ayudarían a mantener el colágeno de tu piel, además de agregar antioxidantes que protegen del daño causado por los radicales libres.

  • Antioxidantes. Una buena dosis de estos, por ejemplo a través de infusiones y tés, te ayudaría también.

  • Ajo. No es para que todo lo cocines con ajo, pero sus propiedades antibacterianas ayudarían, por ejemplo, a combatir las bacterias causantes del acné. No hace falta ponértelo directo sobre la piel, pues podría irritarla.

  • Ojo con el alcohol. El alcohol funciona como un vasodilatador, lo cual se notaría mucho en tu piel, especialmente con una apariencia rojiza.

También te puede interesar: Consumir colágeno, ¿realmente sirve para mejorar tu piel?

Tres remedios caseros para ayudarte

Además de la hidratar, exfoliar y tonificar, estas tres mascarillas caseras podrían ayudarte a combatir la resequedad del invierno en tu rostro.

  1. Papaya y miel. La papaya es rica en antioxidantes y la miel ayudaría a mantener la hidratación de la piel. Basta con pisar un poco de papaya con miel para crear una pasta espesa. Póntela en la cara y cuello, o en las zonas más secas. Deja actuar 20 minutos y lava.

  2. Leche y almendra. Las almendras contienen elementos naturales que restaurarían la hidratación de la piel y su balance natural. Basta mezclar de una a dos cucharadas de polvo de almendras con dos a tres cucharadas soperas de leche fresca. Mezcla bien para hacer una pasta, cubre las zonas secas y deja reposar 10 minutos. Después enjuaga solo con agua.

  3. Aceite de coco. Para tratar la piel seca, este aceite resulta ideal, pues también ayudaría a mantener la hidratación. Basta aplicar aceite de coco virgen sobre las zonas afectadas, y masajear. Deja que se absorba bien, pues no hace falta enjuagar.

Si tienes dudas y antes de hacer cambios en tu estilo de vida, consulta con un especialista de la salud.

@travesabarros

Otras historias