Se cumplen 26 años del debut de Bolivia en el Mundial de Estados Unidos

Goal.com

Bolivia recuerda este 17 de junio 26 años de su debut en la Copa del Mundo de Estados Unidos 1994, un partido histórico por la Verde se medía a la que era la actual campeona del torneo Alemania.

Fue un viernes 17 de junio de 1994. Bolivia era una de las selecciones sorpresas en las eliminatorias sudamericanas porque dejó en el camino a Uruguay y junto a Brasil clasificaron de forma directa al Mundial.

Al frente tenía a una selección alemana que estaba en lo alto del mundo, contaba con figuras de gran nivel desde el portero Illgner hasta el delantero Klinsmann.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

La cita fue en el estadio Soldier Field, de Chicago, ante más de 60 mil personas que disfrutaron de un partido que reunió dos estilos de juego diferente, por un lado estaba un estilo boliviano que aprivechaba los disparos de larga distancia, mientras que al otro lado estaba un estilo alemán más técnico y de mayor ataque.

Desde el primer minuto los alemanes trataron de anotar el primer gol, pero se encontraron con una fuerte defensa boliviana que evitó una goleada en esa primera parte.

Los bolivianos no se quedaron atrás, intentaron sorprender con disparos de larga distancia principalmente de Erwin Sánchez quien era el hombre que más veces llegó al arco europeo.

En la segunda parte se repetía el libreto, esta vez los alemanes entraron en una desesperación que los bolivianos no supieron aprovechar para generar un contragolpe.

Fue a los 61 minutos cuando un pase profundo de Hasler a Mathaeus  dejó mal parado al portero Trucco quien resbaló en la cancha mojada, el pase lo aprovechó Klinsmann quien con arco vacío anotó el único gol.

Minutos después entro a escena Marco Antonio Etcheverry, la estrella del fútbol boliviano, pero se quedó apenas dos minutos en cancha porque fue expulsado por una falta infantil y sin balón.

Bolivia se conformó con la derrota, no apostaron a lograr el empate y su debut mundialista fue una experiencia agridulce porque perdieron, pero mostraron en cancha que podían jugar de igual a igual frente a cualquier equipo.

Otras historias