Curry sacó a los Warriors de una situación incómoda

Getty Images

Después de haber anotado 47 puntos para ayudar a Golden State Warriors a derrotar a Sacramento Kings y poner fin a una racha de cinco derrotas consecutivas, Steph Curry brilló el viernes en el triunfo sobre Cleveland Cavaliers por 106-101.

Curry terminó el partido con 40 puntos, anotando 18 en el último cuarto y acertando 15 de 23 tiros, incluidos seis triples en 11 intentos. Con 1:18 en el reloj, Curry acertó un disparo de larga distancia para empatar el juego y luego, después de marcar la bandeja de la ventaja, conectó otro desde el centro para sellar la victoria.

"Te quedas sin adjetivos para describir el juego de Steph. Es simplemente increíble noche tras noche. Dadas las circunstancias con nuestro equipo un poco estancado, tratando de salir de un agujero, ha sido espectacular. Nunca ha estado mejor, puedo decir eso", declaró el entrenador, Steve Kerr.

Y agregó: "Está en tan buena forma. Si hay un área en la que es dramáticamente mejor ahora que cuando llegué aquí por primera vez hace ocho años, es solo su fuerza y ​​acondicionamiento. Es mucho más grande y más fuerte, mucho más capaz de defender a un nivel realmente alto y mantener el balón bidireccional durante todo un juego y simplemente acertar tiros desde todas partes y terminar en el aro. Es increíble".

Curry anotó al menos 10 puntos en el último cuarto en seis ocasiones esta temporada para los Warriors, que tienen marca de 5-7 y que apuntan a defender la corona de la NBA en esta temporada. Cuando se le preguntó si podía explicar sus buenos finales, Curry dijo: "Lo clasifico como agresivo".

"Obviamente, los tiros tienen que caer, pero se trata de tener ataques agresivos desde el pick-and-roll, involucrar a otros muchachos, llegar a la pintura y terminar, salir disparando. Se ha heredado mucha confianza de nuestra carrera de playoffs el año pasado. Es comprender el equilibrio entre la creación de jugadas y la anotación", concluyó.

Foto: Getty Images