"Podemos darle la vuelta, está más fácil que la eliminatoria del PSG"

El conjunto italiano intentaría convencer al técnico asturiano para encabezar el proyecto interista de la campaña 2017-2018.

El Barcelona se juega la vida los próximos cinco días. El sábado recibe a la Real Sociedad y el miércoles hará lo propio con la Juventus, una eliminatoria que, según el técnico, todavía no está cerrada pese a sus palabras tras jugar en el Juventus Stadium.

"Se tienden a tomar como trascendentales las declaraciones tras un partido, y están condicionadas por lo que acabamos de vivir, los que somos profesionales sabemos que podemos darle la vuelta, de hecho está más fácil que la de París, todo pasa por volver a encontrar la senda de la victoria ante la Real, pero será difícil y complicado".

En este sentido, subrayó que "no deja de ser una situación que ya hemos vivido y aunque no tengamos muchos días para trabajar cosas, veo capacitado al equipo pese a que la Real no sea el mejor rival para generarnos confianza". Así, resumió que "la preparación ante el PSG fue más larga y ahora será exprés, pero en París fuimos inferiores todo el partido mientras que en Turín estuvimos a su nivel en el segundo tiempo, pese a que en la primera parte no lo hicimos y esto se paga, pero le veo muchas opciones al partido de vuelta, necesitamos los tres puntos ante la Real Sociedad para llegar bien".

El técnico también explicó que "nos dolió pero estamos en el proceso de saber qué hicimos mal para cambiarlo, y mañana, aunque a nivel anímico no estemos al cien por cien, estoy seguro que el equipo dará la cara y peleará hasta el final ofreciendo su mejor fútbol desde el conocimiento de que necesitamos estos puntos".

En esta línea, solo espera tener la suerte de cara en el partido de vuelta. "Si tenemos la suerte como en Turín mal vamos, pero la suerte es clave, ellos aprovecharon una muy mala primera parte nuestra, la Juve es un equipo que no encaja muchos goles pero que permite que le generen peligro, lo vi ante el Napoli, tomaremos riesgos porque ya no tenemos nada que perder e intentaremos aprovechar que se junten todos los astros, pero solo me preocupa el partido de Liga, necesitamos conexión con nuestra afición".

Además, rechazó tener miedo por la posible reacción de la afición del Camp Nou tras la derrota en Turín. "Una parte del campo nos animará seguro como siempre ha hecho esta temporada, esto necesitamos, mi consejo es que si quieren silbar a jugadores lo hagan a final de temporada, pueden hacerlo al entrenador, aunque prefiera que no lo hagan, pero no a los jugadores; nosotros no nos rendiremos, queda el tramo de la temporada más delicado, solo busco la rebeldía del equipo".

Tampoco se siente bajó lupa, según expresó. "No es mi peor momento en el banquillo, han sido tres años muy intensos... igual es que uno se acostumbra a todo pero tal y como veo la profesión, las mayores críticas me las hago yo mismo, estoy en perfecto estado de revista".

De hecho, sostiene Luis Enrique que "no me equivoqué en nada en ese partido, pero es evidente que soy el máximo responsable de todo lo malo que le suceda al equipo, y si no fui capaz de transmitirles a los jugadores es error mío, nadie está más interesado que ellos en conseguir resultados, pero a la hora de hablar de responsabilidad en la derrota, es totalmente mía, pero no me equivoqué en nada tácticamente".

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines