Darwin Núñez tuvo su noche soñada en Alemania

·2 min de lectura

Después de dos partidos en los que pasó desapercibido y generó algunas críticas por su rendimiento, Darwin Núñez despejó todas las dudas con un póker de goles solo en un tiempo en el Red Bull Arena para vencer por 5-0 a RB Leipzig en el tercer amistoso de Liverpool.

La tercera fue la vencida para el gran refuerzo que contrataron los Reds en esta ventana de transferencia para el ataque. Con 28 minutos en el encuentro ante Manchester United y 33 minutos frente a Crystal Palace en la gira por Asia, ahora se despachó en Alemania.

Jürgen Klopp lo mandó a la cancha en el entretiempo en reemplazo de Roberto Firmino y rápidamente cambió la historia. En apenas cinco minutos en cancha marcó dos tantos, primero con un penal y luego con un remate cruzado desde la derecha que se clavó junto al palo.

Sin embargo, no fueron las únicas que tuvo. Luego amplió la diferencia al empujar el balón a la red tras un pase bajo desde la derecha de Harvey Elliott y más tarde intentó un cabezazo que Péter Gulácsi rechazó. Con el tiempo cumplido, liquidó el resultado con otro remate de derecha.

Apenas 45 minutos le permitieron sacarse la espina por los anteriores partidos y dar muestra de sus capacidades. De hecho, fue lo mejor de los Reds en la noche de Leipzig con una efectividad del 80 por ciento en las chances que tuvo en sus pies, y su cabeza.

En total, el uruguayo apenas tocó la pelota en 22 ocasiones y dio un total de nueve pases, de los cuales solo cuatro logró completar. Además, ganó cinco duelos personales. En el final del juego, el abrazo que le dio Klopp demuestra la confianza que de a poco le devuelve.

Foto: Boris Streubel/Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente