David Beckham recuerda cómo se recuperó del peor día de su carrera

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·4 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
David Beckham viendo la tarjeta roja en el Argentina-Inglaterra del Mundial de 1998. (Foto: Mark Leech / Getty Images).
David Beckham viendo la tarjeta roja en el Argentina-Inglaterra del Mundial de 1998. (Foto: Mark Leech / Getty Images).

Además de ser uno de los jugadores más mediáticos por lo que generaba (y sigue generando) fuera de los terrenos de juego, David Beckham era un futbolista admirado y respetado por compañeros, rivales y aficionados por su comportamiento y entrega en el campo. Sin embargo, hubo un día en el que su carrera estuvo a punto de torcerse y que él mismo reconoce ahora que le costó superar. Hablamos del partido de octavos de final del Mundial de Francia 98 en el que fue expulsado por agredir al Cholo Simeone.

El 30 de junio de 1998 en Saint-Étienne, Argentina e Inglaterra, dos de las favoritas de aquel Mundial, se medían en uno de los partidos de octavos más emocionantes. Tras una espectacular primera parte se llegó con 2-2 al descanso, pero al poco de la reanudación el partido dio un giro.

Simeone, que como jugador, al igual que ahora como entrenador, dominaba el llamado otro fútbol como pocos, le hacía una falta en el centro del campo a Beckham y posteriormente le dejaba su pierna en la espalda y le tocaba el pelo para tratar de provocarle.

Beckham era entonces un joven de 21 años con una carrera en ascenso, aunque ya estaba considerado como una estrella. Sin embargo, en aquel momento pecó de inexperiencia y soltó una patada de rabia desde el suelo al Cholo, que exageró la agresión. El árbitro lo vio y le mostró la tarjeta roja al inglés.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de YouTube no disponible por tus preferencias de privacidad

El marcador no se movió durante la segunda parte ni tampoco en la prórroga, pero en la tanda de penaltis Argentina dejó fuera a Inglaterra. Beckham perdió mucho más que la eliminación aquel día y pasó por momentos muy duros, tal y como ha contado en el canal de YouTube ‘The Overlap’ de su excompañero Gary Neville, que también formaba parte de aquella selección. Asegura que lloró de manera “incontrolable” y que se sintió “defraudado” por sus compañeros por no respaldarlo.

Beckham charlando con su excompañero Gary Neville. (Foto: YouTube / The Overlap).
Beckham charlando con su excompañero Gary Neville. (Foto: YouTube / The Overlap).

“No recuerdo haber ido al campo queriendo demostrar algo porque me habían dejado fuera de otros partidos”, cuenta Beckham, que no había sido titular hasta el tercer encuentro de aquel Mundial, en el que marcó un golazo de falta. “Fue solo un momento que reaccioné. Fue un momento de locura, en realidad”.

“Cuando miro hacia atrás en mi carrera y hablo de arrepentimientos, deseo que eso nunca hubiera sucedido, pero, por otro lado, si no hubiera sucedido, es posible que no hubiera tenido la carrera que tuve”, añade. “Probablemente sea duro decir que todavía me siento defraudado por mis compañeros, pero miro hacia atrás en ese momento y éramos jóvenes. Cometí un error, pero hay ciertas personas en el fútbol que esperas que te respalden pase lo que pase. Siempre tuvimos eso en el United, pero me sentí defraudado en la selección”.

El excentrocampista recuerda que no podía dejar de llorar cuando al salir del estadio se encontró con sus padres, pero su calvario no acabó ahí. Durante toda la temporada siguiente fue abucheado por las hinchadas rivales del United en la Premier League y recibió incluso amenazas de muerte por aquella roja.

Sin embargo, logró superar esa dura etapa gracias al que era su entrenador, Alex Ferguson, y a la afición de su equipo. “’No te preocupes, vete y vuelve al club y nos tienes’. Eso era todo lo que necesitaba escuchar”, cuenta Beckham que le dijo el extécnico escocés. Recuerda también en el primer partido de la temporada en Old Trafford toda la grada se levantó para ovacionarle.

Alex Ferguson charla con Beckham en un partido en 1998. (Foto: Tony Harris / PA Images / Getty Images).
Alex Ferguson charla con Beckham en un partido en 1998. (Foto: Tony Harris / PA Images / Getty Images).

El ex del United les devolvió el favor a su entrenador y a su hinchada con una temporada 1998-99 brillante en la que marcó nueve goles y dio 18 asistencias para ayudar a su equipo a ganar un triplete histórico: Premier, FA Cup y Champions League. Beckham fue además elegido segundo mejor jugador del mundo por la FIFA solo por detrás de Rivaldo.

Beckham levanta la Champions League que consiguió en 1999. (Foto: Phil Noble / PA Images / Getty Images).
Beckham levanta la Champions League que consiguió en 1999. (Foto: Phil Noble / PA Images / Getty Images).

VÍDEO | Apenas es conocido pero el humilde estadio de fútbol del Mensajero de La Palma es uno de los más bonitos del mundo

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente