El debut de Roberto Carlos en Movistar+ se torna en pesadilla

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·2 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
SEVILLE, SPAIN - MARCH 08: Roberto Carlos looks on prior to the Liga match between Real Betis Balompie and Real Madrid CF at Estadio Benito Villamarin on March 08, 2020 in Seville, Spain.  (Photo by Silvestre Szpylma/Quality Sport Images/Getty Images)
Debut amargo de Roberto Carlos como comentarista del Real Madrid en Movistar+. (Foto: Silvestre Szpylma/Quality Sport Images/Getty Images)

Roberto Carlos se ha estrenado como comentarista en Movistar+ después de haber sido anunciado por la plataforma de pago como una incorporación de lujo. Lo ha hecho nada más y nada menos que en el partido de Champions League entre Inter y Real Madrid, dos equipos en los que militó como futbolista, siendo el último en el que dejó huella a nivel mundial y el que es el club de sus amores.

El exlateral izquierdo blanco ha hecho su debut bien arropado, con José Sanchís como conductor de la retransmisión y comentarista principal, y con Álvaro Benito también a su lado. Todo estaba a su favor para un primer día cómodo en su nuevo puesto, pero las cosas no han salido a pedir de boca ni mucho menos.

El campeón del mundo con Brasil ha sido objeto de un aluvión de críticas por su desempeño, y no sólo de flancos externos al madridismo. Sin embargo, el primero que le puso en evidencia -simplemente dando su opinión- fue su propio compañero.

Roberto Carlos tras una caída de Lucas Vázquez en el área interista dejó escapar un madridismo excesivo, en una jugada en la que no hubo nada, señalando que "si hay contacto, hay penalti". Inmediatamente, Álvaro Benito expresó su visión apuntando que "no siempre que hay contacto es penalti". Una lección de objetividad para dejar claro al brasileño que ya no está en Real Madrid TV. De hecho, más de uno ha dejado caer que entre uno y otro hay un mundo.

La ola crítica predominante sobre el primer día en la oficina de Roberto Carlos, sin embargo, ha ido más allá de este simple hecho. Un sector del madridismo se le ha echado encima por entender que ha tenido demasiados comentarios negativos en contra del equipo dirigido por Carlo Ancelotti.

Otros no están contentos por la poca imparcialidad que supone tener a dos analistas con pasado merengue, sin contar a Jorge Valdano. También hay quejas por el nivel de español de Roberto Carlos de los clientes que pagan Movistar+, hasta alguno ha pedido la opción de subtitular sus intervenciones. Alguno incluso apunta que no sabe comunicar, que es una aptitud principal para el puesto para el que se le ha contratado.

En fin, nadie contento y el debut se ha tornado en pesadilla.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente