Con esta nueva decisión sobre el Manchester City, la UEFA pierde autoridad y credibilidad (todavía más)

Adrian Marcos
·2 min de lectura

El máximo organismo que rige el fútbol europeo había sancionado al Manchester City con su expulsión de la Champions League para los próximos dos cursos. Un castigo que había hecho temblar los cimientos de uno de los equipos más prestigiosos del continente, un fijo en la máxima competición europea en la última década con una constelación de estrellas y aspirante al título.

LEE también | El indulto al City pone en duda el futuro de Raúl Jiménez

Sin embargo, el Tribunal de Arbitraje Deportivo ha aceptado el recurso del conjunto inglés y ha levantado la pena por completo, reduciendo su castigo a una multa de diez millones de euros.

El conjunto inglés había recibido una sanción histórica y ahora, con la aceptación de su recurso por parte del TAS, la decisión de la UEFA queda totalmente desestimada al considerar que hubo fallos a la hora de elaborar la sentencia. Una serie de errores que la institución ha aceptado en un comunicado que no rebaja el duro golpe que recibe en una nueva muestra de falta de autoridad respecto a los clubes europeos.

No es el primer castigo de este tipo que un equipo logra recurrir a través del TAS. Real Madrid y Chelsea consiguieron reducir la condena que les impedía fichar durante dos ventanas de traspasos a una sola y el AC Milan, expulsado de la Europa League por incumplir el 'fair play' financiero en 2018, terminó disputando la competición continental. Precisamente el 'fair play' financiero era la causa de la pena que recaía sobre el equipo de Pep Guardiola, que ahora no tendrá que preocuparse de que sus pupilos abandonen el barco.

La UEFA, con esta última decisión del TAS, deja a entrever que su poder sobre el fútbol europeo es cada vez menor y que los problemas no solo llegan desde fuera, si no que es en el seno interno de la institución donde todo empieza. Las medidas para controlar los ingresos de los grandes clubes habían sido contundentes, pero ahora, viendo la manera de resolver las posibles infracciones, quedan como una norma laxa con más de un subterfugio.

LEE también | Redskins confirman cambio de nombre y logo tras ola de protestas contra el racismo

Más allá de este caso que resta autoridad al organismo, los sucesos conocidos con anterioridad en relación a casos de posible corrupción de la mano de la FIFA, hace también un daño sensible a la credibilidad de una institución cada vez más debilitada. Fueron muchos los que dieron por hecho que la sanción a los 'citizens', por su influencia a nivel mundial, nunca llegaría a producirse, y con esta resolución queda claro que tenían razón, que la UEFA no tiene tanto poder.