La defensa del FC Barcelona es una broma de mal gusto

Jose Benitez
·2 min de lectura

De un tiempo a esta parte venimos hablando de la pérdida de solidez del conjunto blaugrana, pero lo que ayer vivimos en el Nou Camp fue un despropósito. No deseo enfocarme solo en la defensa culé, aunque me detendré más adelante, porque en mi opinión, la defensa de un equipo empieza desde arriba.

Ni Messi ni Griezmann aportaron nada al equipo cuando no tenían el balón. De hecho, cuando ganaron la posesión, el Granada ya iba ganando y se había armado atrás fuertemente para resistir el envite blaugrana. El partido del Barça ayer fue impropio de un aspirante al título, en su campo y contra un rival que venía con 8 bajas, el único peligro que fue capaz de generar fue en su propia área a base de errores defensivos.

El Barça llegó al partido con la necesidad de rotar a Lenglet y Dest. Eso hizo que Koeman alineara a Sergi Roberto en el carril derecho y a Umtiti de tercer central. Estos dos fueron una calamidad en defensa, Sergi permitió continuamente que el Granada atacara por su banda y colgara centros. Por otro lado, Umtiti falló en los dos goles, especialmente en el 1-2, donde no marcó bien al futbolista que entró a rematar y acabó anotando.

El central francés está totalmente desconectado, su nivel es muy pobre. Si lo sumamos a un Piqué falto de rodaje, y un Mingueza todavía en formación, tenemos el resultado que vimos ayer, un equipo muy fácil de dañar. Personalmente creo que Sergi Roberto no debe jugar de carrilero, es un centrocampista, y uno bueno, aunque no quizás para el FC Barcelona, por tanto la culpa es de quien lo pone, o de quien no fichó un segundo lateral. Por su parte lo de Umtiti si me preocupa, todos queremos volver a ver a ese central campeón del mundo, pero tras la lesión no ha vuelto a ser el mismo, y quizás necesite salir a un equipo de menor exigencia para recuperar sensaciones.

Vídeo | Un equipo catalán celebra su ascenso con una estelada y desata la polémica