Dembélé solo ha jugado un tercio de los minutos con el Barcelona

Goal.com


ANÁLISIS

A Ousmane Dembélé no le están saliendo bien las cosas en el Barcelona. Su primera temporada estuvo plagada de lesiones aunque pudo mostrar, aunque fueran destellos, que se trata de un jugador distinto al resto. Su segundo año fue mejor, logrando incluso desbancar a Philippe Coutinho del once pero una lesión en marzo truncó su progresión y cuando regresó ya no recuperó el nivel. A la tercera debía ir la vencida pero unas molestias en la misma pierna de la que encaraba la recta final de la recuperación comprometen su reaparición, que debía ser cercana.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El francés se recupera de una lesión en el bíceps femoral de la pierna derecha, la octava desde que fichó por el Barcelona hace dos años y medio. El Barcelona sigue confiando en él y Quique Setién más que nadie pero lo cierto es que el rendimiento del francés no ha culminado en la más mínima regularidad por culpa de las lesiones, alguna que otra recaída, sus consecuentes períodos de recuperación de tono una vez superada cada lesión, y las decisiones técnicas que le han alejado de los terrenos de juego tras olvidarse de ir a entrenar en algún que otro caso.

dembele rendimiento
dembele rendimiento

Desde su llegada Dembélé apenas ha podido participar en la mitad de los partidos oficiales que ha disputado el Barcelona, aunque muchas veces como suplente. Esta circunstancia provoca que, reduciendo su aportación a minutos decaiga hasta solo un tercio de los minutos de juego que ha protagonizado el equipo azulgrana desde su llegada. Es una aportación mínima para un delantero que costó 145 millones de euros y que en dos años y medio apenas ha marcado 19 goles. Echando unas cuentas algo perversas, cada diana que ha marcado ha costado 7,6 millones de euros. Y es cierto que no se le fichó solo para que marcara goles. Pero por lo menos sí para que estuviera.

Otras historias