Dembélé quita más que da

Es el jugador que pierde más balones del equipo y ante el Leganés alcanzó un nuevo techo, con 33 pérdidas.
Es el jugador que pierde más balones del equipo y ante el Leganés alcanzó un nuevo techo, con 33 pérdidas.


EDITORIAL

Ousmane Dembélé no encuentra su sitio en el Barcelona. El francés sigue sin conectar con sus compañeros y ante el Leganés volvió a alcanzar un nuevo techo personal en cuanto a pérdidas de balón, 33. Es una cifra desmesurada a pesar de haber tocado el balón en 98 ocasiones. Es decir, uno de cada tres toques que le daba al balón servía para que el Leganés recuperara el control. Y eso, en un jugador que no suele jugar al primer toque, es preocupante.

No es una sorpresa que el francés sea el jugador que más balones pierde del equipo. Por la naturaleza de su posición, es un extremo que vive del regate, pero también por una mala toma de decisiones que no da muestras de mejorar en los dos años y pico que lleva en el vestuario azulgrana. De hecho, las 33 pérdidas que protagonizó ante el Leganés son muchas hasta para él, pues suponen casi el doble de su media habitual, de 17,2 por partido.

Dejando a un lado la media de 16,7 pérdidas de Messi por partido -el rosarino es el jugador más influyente del equipo y el que suele tocar más balones- no deja de ser curioso que Dembélé le saque tanta distancia en este aspecto a sus perseguidores. Carles Pérez (12,7), Arthur Melo (11,3) y Jordi Alba (11) la pierden pero no tanto. Y, lo que es más importante, cuando juegan el equipo no hace aguas como cuando está Dembélé.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Otras historias