Dembelé, el quiero y no puedo eterno al que el Barcelona debería poner en venta

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·2 min de lectura
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Otra lesión más. Y ya van... Ni se sabe. Ousmane Dembelé volvió a padecer una dolencia muscular en su pierna derecha y esta es además bastante grave. Le deja seguro sin el resto de Eurocopa y a priori no volverá a jugar un partido de fútbol en los próximos 4 meses.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Es una auténtica lástima, porque después de que en sus tres primeros años en el Barcelona se hubiera lesionado nueve veces y se hubiera perdido hasta 80 partidos, en esta temporada esas lesiones que lo habían castigado tanto lo habían respetado mucho más. Sólo había estado de baja en diciembre durante 3 semanas y para un partido en abril.

Al final, Dembelé da la sensación de ser un quiero y no puedo. Sobre todo en el conjunto catalán, que es al fin y al cabo el que apostó muy fuerte por él. 105 millones de euros pagados al Borussia Dortmund en 2017 para ser quien debía tapar el hueco de Neymar, que ese verano se había marchado al París Saint Germain.

Dembelé, lesionado | Etsuo Hara/Getty Images
Dembelé, lesionado | Etsuo Hara/Getty Images

A ver, quizá "ser tan bueno como Neymar" era pedirle demasiado. Pero aún así, ha dejado que desear. Cuando las lesiones lo han respetado ha tenido un buen rendimiento e incluso ha asombrado en algunos partidos, pero yo creo que cabía esperar algo más del francés. Ahora, con sólo 24 años, puede ser un gran activo a la venta en el club.

Porque a nivel financiero las penurias son muy grandes. Lo lógico es que por Dembelé haya ofertas suculentas y no parece que su marcha vaya a suponer una gran pérdida a nivel deportivo para el Barcelona. Por eso no me extrañaría que a lo largo de los próximos dos meses, y hasta que se cierre el mercado de fichajes, el galo encuentre un nuevo destino.

Dembelé | David Ramos/Getty Images
Dembelé | David Ramos/Getty Images

Al fin y al cabo, el contrato de Dembelé acaba en 2022. Venderlo este verano es una oportunidad para sacar tajada por él. Si no se hace, lo más probable es que se marche gratis en 12 meses. Porque, hoy por hoy, parece complicado pensar que el Barcelona lo renueve. Y más después de esta lesión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente