El derbi también lo decidió el banquillo: la gestión de Zidane marcó la diferencia

El Real Madrid tiene pie y medio en la final de la Champions League después de arrollar al Atlético en el Santiago Bernabéu (3-0). Lo cierto es que Cristiano Ronaldo se ha llevado, merecidamente, todos los créditos por la goleada. Pero como el mismo jugador portugués decía nada más acabar el encuentro, fue “un partido total de todo el equipo”. Desde los jugadores de ataque, porque pudieron caer todavía más de tres goles. Pasando por la defensa y el portero, que lograron que el Atlético no tirase a puerta en 90 minutos cuando en los diez partidos anteriores de esta Champions siempre habían encajado gol. Y por supuesto, buena parte del mérito también la tuvo la medular, en la primera parte cuando fueron más profundos, y en la segunda, cuando contemporizaron más, abriendo el campo para sortear la presión rojiblanca y minimizar riesgos.

El Real Madrid pasó por encima del Atlético

Pero en ese análisis no se debe obviar tampoco la profundidad y aportación del banquillo del Real Madrid. Y es que mientras que ‘Cholo’ Simeone aportó desde su bando a Fernando Torres, Nico Gaitán y Ángel Correa, en el banquillo contrario Zinedine Zidane daba entrada a Nacho Fernández, Marco Asensio y Lucas Vázquez. 

Cristiano Ronaldo Real Madrid Atletico

Por el rendimiento y proyección de los seis jugadores durante la presente temporada, sobre el papel ya había de por sí un abismo entre la aportación de un banquillo y del otro. Pero es que sobre el terreno de juego, en el derbi de este martes, los suplentes del Real Madrid dieron a los blancos el salto de potencia y seguridad en la segunda parte, mientras que en el Atlético fue todo lo contrario.
Nacho saltó al campo en el descanso (con 1-0) y suplió al lesionado Dani Carvajal en la banda derecha con la solvencia y empaque que le caracteriza. Asensio sustituyó a un exprimido Isco en el minuto 68 (con 1-0), y aportó la electricidad y el control que le estaba faltando al Real Madrid. En la jugada del 2-0 participa el mallorquín por banda izquierda, de hecho. Y la guinda fue la entrada de Lucas Vázquez en el minuto 77 en lugar de Karim Benzema, pues el gallego le dio la asistencia definitiva a Cristiano Ronaldo para el 3-0. 

Los tres fueron decisivos para el Real Madrid, y los tres fueron ingresando en el campo, dando poco a poco saltos de calidad al equipo blanco. Así quedó reflejado sobre el césped. Y más importante aún, así quedó reflejado en el marcador, paso a paso. Una vez más, el equipo B de los blancos fue decisivo. Una vez más, la gestión de Zidane en el banquillo durante toda esta temporada vuelve a ser más que fructífera para el club madridista.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines