Se detiene durante más de media hora el Cádiz-Barça tras sufrir un infarto un aficionado

·2 min de lectura
Jugadores del Barça y del Cádiz miran con preocupación a la grada mientras atendían al aficionado. (Photo: CRISTINA QUICLER via Getty Images)
Jugadores del Barça y del Cádiz miran con preocupación a la grada mientras atendían al aficionado. (Photo: CRISTINA QUICLER via Getty Images)

Jugadores del Barça y del Cádiz miran con preocupación a la grada mientras atendían al aficionado.  (Photo: CRISTINA QUICLER via Getty Images)

El partido entre el Cádiz y el Barça se ha detenido en el minuto 85 cuando un aficionado que asistía al encuentro en el Nuevo Mirandilla ha sufrido un infarto y ha tenido que ser reanimado.

De hecho, Ledesma, el portero del Cádiz, ha corrido hacia el banquillo a por un desfibrilador y lo ha lanzado a la grada para que le pudieran atender y salvar la vida.

Mientras los sanitarios y médicos de los dos equipos trataban de reanimar a este aficionado, los futbolistas, de pie sobre el césped, se llevaban las manos al rostro y miraban con preocupación.

(Photo: CRISTINA QUICLER via Getty Images)
(Photo: CRISTINA QUICLER via Getty Images)

(Photo: CRISTINA QUICLER via Getty Images)

(Photo: Soccrates Images via Getty Images)
(Photo: Soccrates Images via Getty Images)

(Photo: Soccrates Images via Getty Images)

(Photo: Soccrates Images via Getty Images)
(Photo: Soccrates Images via Getty Images)

(Photo: Soccrates Images via Getty Images)

También todos los presentes en las gradas, algunos de los cuales, los que se encontraban en la zona donde se ha producido la incidencia, han sido desalojados.

Los futbolistas del Cádiz han llegado a ayudar trasladando una camilla a la zona.

Tras más de media hora, los sanitarios se han llevado en camilla al aficionado hacia una ambulancia.

Según ha explicado el presidente del Cádiz, Manuel Vizcaíno, en declaraciones a la Cadena COPE, el aficionado ha recuperado el pulso y por ese motivo ha sido trasladado al hospital.

Poco después, un cámara de televisión ha sufrido otro desmayo y varios sanitarios han corrido hacia la zona, también desfibrilador en mano.

Finalmente, esta última persona se ha levantado tras desvanecerse.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.