Di María se cruza por primera vez con Benfica, donde empezó su aventura en Europa

·2 min de lectura

Una lesión muscular dejó al margen a Ángel Di María de los últimos partidos de Juventus, pero ahora, 11 días después de su última presentación y en un duelo especial contra Benfica, tendrá la oportunidad de volver al campo de juego.

¿Qué tiene de peculiar este partido de la segunda fecha de la Champions League para el argentino? Es que se medirá con el equipo en el que empezó su aventura en Europa, en el cual aterrizó en 2007 procedente de Rosario Central.

El zurdo argentino llegó a disputar 50 juegos en la Primeira Liga de Portugal, con un saldo de 7 goles para las Águilas y previo a un nuevo salto de calidad. Desde ese momento, sus destinos sólo serían a clubes considerados grandes en el Viejo Continente: Real Madrid, un breve paso por Manchester United, Paris Saint-Germain y el actual, en la Vecchia Signora.

Su historia internacional con Benfica

Recién llegado a mediados de 2007, el jugador de la Selección argentina se dio el gusto de disfrutar de la Champions 2007/08: jugó siete encuentros, dos de ellos destacados ante Milan en el grupo, los cuales terminaron en derrota en Italia (2-1) y empate en suelo luso (1-1).

Por la Europa League, en la 2009/10, las Águilas alcanzaron las semifinales y compitieron de igual a igual con los grandes: se despidieron en semifinales con un global de 4-3 a manos de Liverpool, en una campaña en la que Fideo disputó 14 partidos y colaboró con 4 goles.

Su único festejo en la Champions, justo en Portugal

Su paso por Real Madrid coincidió con una de las grandes conquistas del equipo blanco en esa década. Cosechó la Orejona en la 2013/14, en el Estadio da Luz de Lisboa, fue titular y elegido Jugador de la final ante Atlético de Madrid, que finalizó con victoria 4-1 en la prórroga. Meses después, celebró su segundo y hasta hoy último título internacional en la Supercopa de la UEFA 2014 (2-0 a Sevilla en Cardiff con doblete de Cristiano Ronaldo).

Su deuda con el PSG

A pesar de haber conformado un poderoso plantel, que se renovó año a año, el rosarino debió conformarse con una final: la 2019/20, en la que perdió 1-0 ante Bayern Munich, casualmente en suelo portugués, en Lisboa.

Foto: Getty Images