Diez mujeres que cambiaron el deporte que hoy conocemos

·1 min de lectura
Lis Hartel, en una competición hípica en 1953 (Photo: Terry Fincher via Getty Images)
Lis Hartel, en una competición hípica en 1953 (Photo: Terry Fincher via Getty Images)

Este no es un libro de deporte. O, al menos, “es mucho más que eso”, confiesa Paloma del Río. La voz olímpica por excelencia de RTVE publica junto a su colega periodista Juan Manuel Surroca la obra Más que olímpicas (Libros Cúpula), un repaso a algunas de las grandes figuras del deporte femenino de la era moderna.

Deportistas pioneras, protagonistas de una historia de superación personal y directivas que rompieron moldes también en los despachos en un mundo pensado por —y durante demasiado tiempo para— hombres.

La obra estudia la vida, obra (y en muchos casos, milagros) de figuras que cambiaron el deporte que hoy conocemos. Entre ellas, Alice Milliat, la ‘rival’ feminista de Pierre de Coubertin, para quien el olimpismo moderno solo podía sustentarse en hombres, Anita de Frantz, Merlene Ottey, pero también de iconos españoles como Miriam Blasco o Carmen Valero.

Alice Milliat (1884-1957), la gran impulsora del olimpismo femenino

Una adelantada a su tiempo y la verdadera impulsora de la entrada de las mujeres en los Juegos Olímpicos, muy a pesar del archiconocido Baron de Coubertin, con el que mantuvo un enconado pulso.

En 1921 Milliat, enojada con Comité Olímpico por rechazar a las mujeres, organizó la Primera Olimpiada Femenina, disputada en Mónaco y con la participación de cinco naciones. Un paso rupturista que tuvo continuidad en los siguientes años antes de que las grandes federaciones aceptasen la presencia de mujeres en sus competiciones.

Alice también fue silenciada durante décadas y murió en 1957 en el más absoluto olvido. Años después, la historia ha puesto en valor su formidable tarea. Ahora se le considera una de las grandes forjadoras del deporte femenino, y con su nombre se ha puesto en marcha la primera fundación europea que trabaj...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente