La disputa de LIV Golf afecta la relación de McIlroy con sus compañeros en la Ryder Cup

·3 min de lectura

Rory McIlroy dice que sus relaciones con varios ex compañeros de equipo de la Ryder Cup se tensaron por sus decisiones de unirse a la serie LIV Golf. Cinco miembros del conjunto de Europa para el torneo de 2021, en el que fueron derrotados por Estados Unidos en Whistling Straits, se sumaron al controvertido circuito respaldado por Arabia Saudita.

Cuatro de esos cinco, Ian Poulter, Lee Westwood, Sergio García y Bernd Wiesberger, son parte del campo para el Campeonato BMW PGA de esta semana en Wentworth. La presencia de los golfistas de LIV en el evento insignia del DP World Tour fue criticada por algunos jugadores, con el ex número uno del mundo Jon Rahm y el campeón defensor de BMW PGA, Billy Horschel, criticando su participación.

McIlroy es un feroz defensor del PGA Tour en medio de la división con LIV Golf, y admite que se distanció de muchos de sus homólogos en el circuito. "No diría que tengo mucha relación con ellos en este momento. Pero no he hecho nada diferente. Ellos son los que han tomado esa decisión. Puedo sentarme aquí y mantener la cabeza en alto y decir que no he hecho nada diferente", declaró.

Después de haber afirmado el mes pasado que sería "difícil de soportar" que los jugadores de LIV se unieran al campo en Wentworth, McIlroy fue más diplomático esta vez y agregó: "Están aquí. Están jugando el torneo de golf. Mi opinión es que no deberían estar aquí, pero nuevamente, esa es solo mi opinión".

"Pero todos vamos a jugar en el primer hoyo mañana y todos vamos a jugar 72 hoyos, lo cual es una novedad para ellos en este momento, y luego iremos desde allí. Si solo estás hablando de la Ryder Cup, ese no es el futuro del equipo de la Ryder Cup. Han jugado en probablemente un total combinado de 25, 30 Ryder Cups, lo que sea. Los Hojgaards, Bobby Mac, cualquiera que se presente, son el futuro del equipo de la Ryder Cup. Eso es en lo que deberíamos pensar y hablar", añadió.

Mientras tanto, el director ejecutivo del DP World Tour, Keith Pelley, criticó los comentarios de Westwood y García después de que ambos afirmaron que el DP World Tour no es más que un circuito alimentador para la PGA.

"Es increíble. Veamos los hechos. Si la métrica que determina los mejores tours en el mundo es solo dinero, entonces el tour número uno es el PGA Tour, siempre lo ha sido. Se podría argumentar que la LIV Invitational Series es el número dos", dijo Pelley.

Y siguió: "Pero The Asian Tour, 22,5 millones de dólares; Korn Ferry Tour, 20 millones de dólares; Japón, 28 millones de dólares; Australia, 5,8 millones de dólares; Sunshine Tour, 7,4 millones de dólares. La única métrica es el dinero, ¿cómo es posible que alguna vez podamos convertirnos en el número cinco?"

"¿Es esta semana un torneo que está en una gira de alimentación? ¿Un torneo que tiene entradas agotadas, cobertura televisiva en todo el mundo en 150 países, cinco de los 15 mejores jugadores del mundo? ¿Un torneo con 150 medios acreditados? Nuestro primer evento sancionado conjuntamente con el PGA Tour en Escocia, donde jugaron 14 de los 15 mejores jugadores, ¿aparecería en un tour de alimentación? Podría seguir y seguir", sentenció.

Pelley también defendió su decisión de permanecer alineado con el PGA Tour. "LIV Golf y el PGA Tour están involucrados en una lucha de poder por nuestro deporte. Es la América corporativa versus un estado soberano y un conflicto que se libra con sumas de dinero deslumbrantes. A menudo me preguntan, ¿por qué no podemos trabajar tanto con el PGA Tour como con los saudíes? Lo intentamos", aseguró.

Y concluyó: “Pero los saudíes siguen decididos a establecer una nueva serie fuera del ecosistema actual. Esa decisión ha creado el conflicto que vemos hoy, y elegimos asociarnos con la gira líder en el juego. Algunas personas pueden no estar de acuerdo con esa decisión. Pero es una decisión que creemos que es lo correcto para todos nuestros miembros".

Foto: Getty Images