Djokovic y Federer comienzan su andadura en Cincinnati con autoridad

Agencia EFE
En la imagen, el tenista suizo Roger Federer. EFE/Yoan Valat/Archivo
En la imagen, el tenista suizo Roger Federer. EFE/Yoan Valat/Archivo

Cincinnati (EE.UU.), 13 ago (EFE).- Segunda jornada del Masters 1.000 de Cincinnati con la presencia por primera vez en la pista central del campeón defensor y número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, junto al legendario suizo Roger Federer, siete título de torneo en su haber.

Ninguno de los dos defraudo y aunque no brillaron con su tenis, si hicieron lo suficiente para conseguir el pase a la tercera ronda y ser los primeros en lograrlo.

Djokovic comenzó la defensa de su título con un juego que fue de menos a más y logró un triunfo cómodo por 7-5 y 6-1 frente al estadounidense Sam Querrey.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El tenista serbio apenas necesitó una hora 18 minutos para asegurarse la victoria y el pase a la tercera ronda, donde tendrá de rival al ganador del partido que disputen el miércoles el estadounidense John Isner, decimotercer cabeza de serie, y el español Pablo Carreño.

El número uno del mundo volvió a imponer su mejor tenis en todas las facetas del juego con un saque que le permitió conseguir 15 "aces" y cinco dobles faltas, por nueve y cuatro, respectivamente, de Querrey, quien ha perdido nueve de los ocho partidos que ha disputado contra Djokovic como profesional.

"Se trataba de superar el primer duelo ante un jugador que tiene un saque muy potente y me he sentido bien con la adaptación que hice para que mi tenis fuese más consistente en el segundo set", comentó Djokovic.

Federer, como se esperaba superó al joven argentino Juan Ignacio Londero después de establecer parciales de 6-3 y 6-4 en su vuelta a las pistas tras la gran final de Wimbledon que disputó y perdió frente al propio Djokovic.

El exnúmero uno del mundo mandó de principio a fin y redondeó una sólida victoria en una hora de juego (pausa por lluvia mediante) ante un Londero que venía de sumar su primer triunfo en este tipo de torneos y apenas segundo sobre pista dura a nivel ATP.

Federer, tercero en la clasificación actual de la ATP, volvió a mostrar que se siente muy cómodo en la pista central del torneo de Cincinnati, su Masters 1.000 más exitoso.

La última conquista fue en 2015. El año pasado, alcanzó la final, pero no pudo lograr el título porque Djokovic se lo impidió.

Federer busca su título número 29 de la Serie Masters, sólo superado por los 35 del español Rafael Nadal, baja para preparar mejor el Abierto de Estados Unidos, y los 33 que posee Djokovic.

El próximo obstáculo para Federer lo marcará recién el jueves el ganador del cruce entre ganador del duelo que van a disputar el miércoles su compatriota Stan Wawrinka, quien venció por 5-7, 6-4 y 7-6 (4) al búlgaro Grigor Dimitrov, en un disputado partido, y la joven promesa rusa, Andrey Rublev, que derrotó por 6-7 (4), 6-2 y 6-2 al georgiano Nikoloz Basilashvili, decimoquinto cabeza de serie.

Pero su gran obstáculo en el camino al título volverá a ser el posible cruce que tendrá que hacer en semifinales contra Djokovic, el mismo verdugo de hace 12 meses en el mismo escenario y en el recuerdo más fresco el de Wimbledon, donde el suizo estuvo a un punto de lograr su título N° 21 de Grand Slam, pero que al final se lo arrebató el insaciable tenista serbio.

El resto de la jornada no dejó ningún tipo de sorpresa importante dado que ganaron los favoritos con el español Roberto Bautista Agut, undécimo cabeza de serie, que venció por 7-6 (5) y 6-3 al polaco Hubert Hurkacz, número 40 en la clasificación de la ATP.

Bautista Agut tendrá de rival en la segunda ronda al estadounidense Frances Tiafoe, quien se impuso por 7-6 (7) y 6-3 al francés Gael Monfils.

Mientras que el argentino Diego Schwartzman, número 24 en la clasificación de la ATP, comenzó con el pie derecho su participación en el torneo y ganó por primera vez en esta ciudad, donde había perdido en sus apariciones en 2017 y 2018.

Schwartzman se impuso por 7-6 (2) y 6-3 al serbio Laslo Djere, trigésimo séptimo en la clasificación mundial, en lo que fue el primer duelo entre ambos tenistas.

La victoria fue la número 29 que consigue el tenista argentino en lo que va de año y su próximo rival será el moldavo Radu Albot, número 39 de mundo, que dio la sorpresa en la primera jornada al vencer al croata Marin Cilic, decimocuarto cabeza de serie.

Otras historias