Djokovic dio una muestra de carácter en su debut en Belgrado para volver a sonreír

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·2 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Desde su forzada ausencia en el Abierto de Australia, a principios de este año, Novak Djokovic quedó marcado. Y eso se denota en su nivel, muy por debajo de lo que acostumbró, y que tampoco resulta acorde a su posición como líder del ranking ATP.

Para el serbio, no hay otra meta al frente que recuperar su firmeza, a lo que este miércoles dio un paso importante en lo anímico más por lucha que por juego. En su casa, en el Serbia Open, dio una gran muestra de carácter ante su compatriota Lasno Djere al ganar por 2-6, 7-6 (6) y 7-6 (4) en una verdadera contienda de tres horas y 24 minutos.

Hacia este debut en el ATP 250, el nacido en Belgrado se enfilaba con una mochila de varias semanas sin ganar. Es que, tras su baja en el Grand Slam, apenas llegó a disputar sólo dos competiciones, en las que su desempeño fue pobre.

En su primera aparición en cancha en este 2022, por el Torneo de Dubái, se despidió en cuartos de final contra el checo Jiri Vesely, encuentro disputado a fines de febrero. Luego, hace unos días, reapareció en Montecarlo, cuya participación fue efímera: perdió en su estreno frente a Alejandro Davidovich.

Por todo este cúmulo, la presión era importante para Nole en el choque de esta jornada, lo que se hizo sentir en el inicio. Ya en el primer game, sufrió un quiebre de servicio, motivo por el cual Djere comenzó derecho hasta repetir una nueva rotura para el 5-2 parcial y, posteriormente, abrirse con ventaja.

Con un ritmo impropio, el N°1 del escalafón equilibró un poco las cosas en la segunda manga, aunque su rival volvió a propinarle un quiebre para el 4-3. Sin embargo, al instante, devolvió con lo mismo, lo que fue un punto de inflexión en el cotejo dado que, ante la paridad, hizo fuerza para llegar al tie-break, en el que fue mejor.

Al tercer set, Djokovic lo partió rompiendo el saque de Djere, pero éste respondió de inmediato. Desde ahí, apeló al esfuerzo para mantener con vida las chances de triunfo y fue así como envió el duelo a un desempate. En esta instancia, no dejó dudas en su temple para llevarse la victoria.

Después de saber sufrir para conseguir la clasificación, ahora buscará ratificar su recuperación y mejorar su perfomance contra otro compatriota, Miomir Kecmanovic, en cuartos de final.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente