Dominik y la traición a su padre, la leyenda Rey Mysterio, que conmocionó a la WWE

·3 min de lectura
Rey y Dominik Mysterio aplican un 619 al influencer Logan Paul. (Joe Camporeale-USA TODAY Sports)
Rey y Dominik Mysterio aplican un 619 al influencer Logan Paul. (Joe Camporeale-USA TODAY Sports)

Dominik Mysterio no tuvo reparo ni remordimiento para traicionar a su misma sangre. Atacó sin piedad a su padre: el legendario Rey Mysterio. Dejó claro que no está labrado a su imagen y semejanza. Se volvió un rudo de cepa, la personalidad que su progenitor jamás adoptó. Sí, es el continuador de su legado; aunque busca fincar una carrera alejada de él y escribir su propia historia en la WWE.

Dominik Mysterio junto a su padre Rey Mysterio en 2016. (Andy Hayt/SanDiego Padres/Getty Images)
Dominik Mysterio junto a su padre Rey Mysterio en 2016. (Andy Hayt/SanDiego Padres/Getty Images)

Harto de que Rey Mysterio privilegiara a su mejor amigo Edge, por encima suyo, Dominik arremetió contra los dos. Consumó la embestida una vez que ambos vencieron a los antagonistas Finn Bálor y Damian Priest, miembros de la agrupación llamada The Judgment Day que también integra la gladiadora Rhea Ripley. Entonces, cambió su vestimenta a negra y se unió a los caídos. No hubo vuelta atrás; decidió no ser un favorito del público, sino un villano.

Dentro de la industria del entretenimiento deportivo, las rupturas familiares abonan al cumplimiento del espectáculo. En el caso del rey y su heredero no es la excepción. La historia es un retrato del hijo que desea deslindarse de su padre, con tal de iniciar un camino aparte; del que toma sus consejos y guianza sobre la lona, pero debe hacer lo que considera necesario para brillar en solitario.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

La rivalidad pretende fortalecer su faceta individual. No hay forma de engrandecer más a Rey Mysterio, es un ícono de la lucha libre; sin embargo, aún es posible delinear al personaje de Dominik. A la edad de 25 y con tres años de experiencia en los encordados, todavía posee un largo trayecto por construir. Pese a la enemistad frente a las cámaras, el Amo del 619 siempre lo impulsará.

Lo respaldó cuando defendió su custodia, en un combate de escaleras, frente al mítico Eddie Guerrero en 2005. También al enseñarle las claves de la disciplina: pulió sus detalles técnicos, lo acompañó en sus primeras presentaciones. Hoy son oponentes, mantienen su duelo como profesionales en el cuadrilátero. La infamia invadió a su hijo. No sabe cómo desafiar la paradoja.

El jerarca de la dinastía siempre encarnó el papel de ángel en la WWE. Era el estandarte natural de la bondad frente a la picardía de sus rivales. Jamás intentó moverse al sector de la maldad. Sufrió decepciones de compañeros tan cercanos, como Batista, quienes lo destrozaron cuando él les pagaba con lealtad. Ahora su sucesor le dio la espalda y no es capaz de creerlo.

Es el turno de Dominik. El momento idóneo de lucirse bajo un rol cruel y despiadado, una apariencia de la que no mostraba señales. Nadie le quitará haber conseguido un campeonato de parejas junto a su mentor: fue la única dupla de padre e hijo que concretó una hazaña tan importante en la empresa. Por todos los recuerdos como aliados, la traición duele tanto. Ya es hora de pasar la página.

La decisión de WWE es lógica, necesitaban a un malo del cuento. Rey Mysterio no era el indicado. ¿Por qué odiarlo? Parecería imposible de pensarlo. Ha sido un referente del pancracio por más de 30 años, el globo terráqueo entero lo alaba. Su hijo encajaba a la perfección; abandonaba el amparo del ídolo para tomar partida en el choque tradicional contra el técnico, eso elevaría su credibilidad.

Ninguno quería competir entre sí, confesaron que el amor que preservan es irremplazable. Sólo que, en ocasiones, este tipo de escenarios son los mejores en el negocio. Con Rey Mysterio al borde del retiro, cocinarán el mano a mano a fuego lento; guardarán el relevo para un magnoevento. Quizá la máscara esté involucrada. Así, el veterano concluirá su encomienda: se despedirá tras establecer al joven Dominik.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO