Drones que salvan vidas

Jaime Quirós- Los drones, aeronaves pilotadas por control remoto, se han convertido en los últimos años en herramientas muy importantes para salvar vidas. A pesar de que se crearon con fines militares y bélicos, lo cierto es que en la actualidad se emplean con objetivos cada vez más humanitarios: desde cosechar y proporcionar información meteorológica fiable, localizar personas en situaciones de urgencia o luchar contra incendios.

Desde el punto de vista empresarial, los drones están, poco a poco, transformando los principales sectores de actividad, ya que asumen trabajos complejos y abaratan costes. Según el informe ‘Clarity from above’, elaborado por PwC en mayo de 2016, el incipiente mercado relacionado con el uso de drones generará oportunidades de negocio por un valor superior a los 127.000 millones de dólares —especialmente en infraestructuras, agricultura y transportes—. En el caso de las redes eléctricas, por ejemplo, los drones facilitan enormemente su mantenimiento, puesto que agilizan el proceso de suministro e inspección, ya que estas se instalan, en ocasiones, en puntos de difícil acceso para las personas. La UE, por su parte, estima que esta industria alcanzará los 10.000 millones de euros en Europa en 2025.

El proyecto Pharmadron, presentado en Zaragoza el pasado 19 de noviembre, estudia la forma de encontrar un método que garantice el acceso a los medicamentos en regiones de la ‘España vaciada’. Para ello, se emplearían aeronaves pilotas remotamente a farmacias situadas en núcleos rurales, sobre todo, aquellos que se encuentren en circunstancias especialmente adversas. Aunque todavía se encuentra en pleno desarrollo, en esta primera fase ya se ha llevado a cabo un vuelo experimental entre el Aeropuerto de Teruel y Gea de Albarracín, localidad que cuenta con menos de 400 habitantes.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

La iniciativa está impulsada por Novaltia, cooperativa de distribución farmacéutica; Delsat (empresa de drones), instalada en el Aeropuerto de Teruel, el Clúster Aeroespacial de Aragón y La Plataforma Aeroportuaria de Teruel (PLATA), entre otros. La complejidad viene a la hora de la combinación de los requerimientos sanitarios de la distribución farmacéutica con las características de los drones y la normativa vigente.

También de interés:

Hacienda habilitará drones para patrullar toda España en búsqueda de obras ilegales

China, EEUU y Rusia, en una carrera de drones furtivos de combate

Un dron en Cordova, Maryland (AP Foto/Alex Brandon, Archivo)
Un dron en Cordova, Maryland (AP Foto/Alex Brandon, Archivo)

Una solución para uno de los mayores problemas de la España vaciada

Sin duda, esta iniciativa puede ser la solución para combatir la palpable degradación demográfica consecuencia del éxodo rural de las últimas décadas. La farmacia rural está en peligro de extinción, especialmente, en núcleos de menos de 1.000 habitantes, donde se conocen como ‘farmacias al límite de la rentabilidad’, o de ‘viabilidad económica comprometida’ (VEC). Actualmente, existen unas 880 VEC en España, la mayoría localizadas en Castilla y León, más concretamente, en la provincia de Soria.

En ocasiones, solo se puede acceder a la farmacia más cercana mediante un largo trayecto en coche o bus, el cual no siempre para en el mismo pueblo todos los días de la semana. Por supuesto, hay que tener en cuenta que ninguna de las dos opciones es viable para personas de avanzada edad, que conforman la población de estas áreas rurales casi en su totalidad.

Los farmacéuticos, por su parte, cuentan con unos días más concurridos y otras jornadas sin clientela, a pesar de atender a la población de varios municipios de la zona. Sin embargo, deben permanecer en su puesto de trabajo, ya que el resto del pueblo depende de ellos en caso de que necesiten urgentemente adquirir algún medicamento. Para tomarse unas vacaciones, deben avisar, como mínimo, con dos semanas de antelación. En muchos casos, ni siquiera pueden, por la dificultad de encontrar un profesional que le sustituya durante su ausencia.

El Ministerio de Industria está apostando fuertemente por este proyecto, porque se desarrolla en un sector que es ‘’uno de los pilares fundamentales del estado de bienestar”, ya que aborda la fórmula para garantizar una calidad de vida equivalente, independientemente del lugar en el que se viva, haciendo frente a los estragos de la despoblación. La iniciativa requerirá el desarrollo de una nueva normativa.

En definitiva, la tecnología debe buscar hacer la vida más fácil al ciudadano, y esto es aplicable caso de los drones. Pese a haber sido diseñados en su origen para otros fines, sus aplicaciones han ido derivando con el paso de los años, y se están convirtiendo, poco a poco, en una pieza clave para luchar contra los desafíos del futuro. ¡Qué así siga siendo!

Laotracaradelamoneda

IDNETNoticias

Otras historias