Economista: “Vamos a tener que cerrar el mercado inmobiliario”

Yahoo Finanzas

Es probable que el nuevo brote de coronavirus frene el mercado inmobiliario de Estados Unidos, según un economista.

Dado que los consumidores se están quedando en casa para frenar la propagación del COVID-19, las jornadas de puertas abiertas se han cancelado y es probable que los compradores potenciales decidan posponer la compra de una casa, un gran problema financiero a medida que Estados Unidos se encamina hacia una posible recesión.

“Vamos a tener que cerrar el mercado de la vivienda porque la gente no está visitando las casas y la actividad económica se está contrayendo en casi todos los sectores de la economía”, explicó Tendai Kapfidze, economista jefe de LendingTree.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

A lo largo de la semana pasada, las principales agencias inmobiliarias cancelaron las jornadas de puertas abiertas mientras que la afluencia peatonal en las casas que se han mantenido abiertas se ha ralentizado, según indican datos recientes. En la ciudad de Nueva York hubo un 28 % menos de casas disponibles para visitas el fin de semana del 15 de marzo, en comparación con el fin de semana del 8 de marzo, y se espera que ese número disminuya todavía más el fin de semana del 22 de marzo.

Un cartel de “se vende” fuera de una casa en Miami, Florida, el 30 de enero de 2019. (Foto de Joe Raedle/Getty Images)
Un cartel de “se vende” fuera de una casa en Miami, Florida, el 30 de enero de 2019. (Foto de Joe Raedle/Getty Images)

“La gente básicamente no va a ir a ver casas... En primer lugar, no quieres salir para mezclarte con personas desconocidas. En segundo lugar, y más importante, quienes han puesto sus casas en venta no quieren que otras personas caminen por ellas y lo toquen todo”, dijo Kapfidze.

Además, muchos estadounidenses temen el impacto económico y lo que implicará para su seguridad laboral y estabilidad financiera. Es probable que la incertidumbre haga que los compradores pongan en pausa la búsqueda de vivienda, aunque las tasas hipotecarias sean bajas”, explicó Kapfidze.

“Creo que en este punto está garantizada la recesión”, afirmó.

La necesaria ayuda nacional para los propietarios

Mientras tanto, Kapfidze cree que el gobierno debe extender las líneas de crédito a los prestamistas, para que estos puedan a su vez brindar cierto alivio a los propietarios que no pueden pagar su hipoteca. A partir del 23 de marzo, el gobierno de Estados Unidos ha otorgado una moratoria sobre las hipotecas respaldadas por el gobierno federal. Entidades bancarias como Bank of America, Capital One, JPMorgan Chase, Goldman Sachs, TD Bank, Wells Fargo y otros también están ofreciendo un alivio para los pagos hipotecarios, pero lo cierto es que en la actualidad no existe una pausa nacional total en los pagos de las hipotecas.

“Las hipotecas son el mayor costo que muchas personas deben enfrentar cada mes... de manera que al aplicar esta moratoria sobre las hipotecas estamos ayudando a muchas personas cuyo flujo de ingresos se ha visto interrumpido... Según cómo funcione, podría proteger a los mercados financieros porque seguimos queriendo que esos pagos lleguen a los inversores”, dijo Kapfidze.

A pesar de la pausa en el mercado inmobiliario, es probable que las viviendas y otros activos inmobiliarios mantengan su valor, en comparación con las acciones y otros activos invisibles, afirmó, y agregó que el valor de los activos no líquidos es más seguro que el de los activos líquidos.

“Creo que los precios de las casas se congelarán, quedarán tal como están. Y luego, cuando termine esta crisis de salud pública, el mercado inmobiliario podrá reiniciarse”, dijo Kapfidze.

Artículos relacionados:


Sarah Paynter

Otras historias