Ecuador, a un año del título Sudamericano, con diferentes secuencias

Agencia EFE
En la imagen, el director técnico de la selección ecuatoriana de fútbol Sub20, Jorge Célico. EFE/José Jácome/Archivo
En la imagen, el director técnico de la selección ecuatoriana de fútbol Sub20, Jorge Célico. EFE/José Jácome/Archivo

Guayaquil (Ecuador), 10 feb (EFE).- Ecuador recuerda este lunes como la fecha histórica por la obtención del primer título Sudamericano con su selección Sub'20 en el torneo disputado en el 2019 en Chile, que ha marcado la vida de jóvenes futbolistas al abrirles la ruta del éxito y a otros la del estancamiento.

"Ha sido el logro más importante a nivel de selecciones para Ecuador", dijo hoy el técnico Jorge Célico a Efe.

Tras 24 participaciones en 29 torneos de la categoría, Ecuador alcanzó el título al superar a equipos que habían sido sus grandes obstáculos como Brasil, Uruguay, Argentina, Paraguay, Colombia y Chile, pues al término del Sudamericano, alcanzó el séptimo puesto dejando en los últimos lugares a Perú, Venezuela y Bolivia.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

"Es el logro más importante de mi carrera, también para el país porque es el único título a nivel de Conmebol que ha conseguido, por lo que para mí es el inicio de una etapa nueva del fútbol local, que va a llevar algún tiempo, pero con una generación espléndida de futbolistas con gran calidad de personas", añadió Célico.

Del equipo exitoso comandado por el técnico argentino, que marcó con grandes rasgos al fútbol juvenil del país andino, una parte dio el gran salto al profesionalismo y la otra se debate entre sus grandes deseos por el éxito y el frenazo dado por el sistema de competición que imponen sus clubes a nivel profesional en Ecuador.

"La selección y el título yo creo que en mayor o menor medida a todos los jugadores les cambió la vida, se las ha mejorado y esperemos que ellos sepan aprovechar ese gran momento que vivieron para todo lo que les queda de carrera", resaltó Célico.

El título sudamericano abrió las puertas de grandes clubes en el exterior para el atacante Gonzalo Plata, que pasó al Sporting de Lisboa; y para el goleador del torneo, con seis tantos, Leonardo Campana, quien tras quedarse inactivo en el Barcelona ahora está en el inglés Wolverhampton Wanderers.

Igual destino tuvieron el centrocampista Jordan Rezabala, fichó para el mexicano Xolos; el defensa Diego Palacios y el centrocampista José Cifuentes, fueron contratados por el estadounidense Los Ángeles.

El centrocampista Emerson Espinoza pasó a la reserva del Parma de Italia con proyección al primer equipo, y así, prácticamente todos tomaron la ruta del fútbol profesional, aunque los que se quedaron en Ecuador tendrán pocas opciones para consolidarse como consecuencia del sistema de competición.

El sistema de competición en Ecuador impuesto por la Liga Pro y avalado por la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), amplió para este año a seis el cupo de jugadores extranjeros que podrán estar en cancha en cada partido, a los que se sumarán los extranjeros naturalizados como ecuatorianos.

Sobre el peligro de estancamiento que sufrirán los jóvenes, que incluso con el mismo Célico obtuvieron la también histórica medalla de bronce en el Mundial de la categoría en Polonia de 2019, apenas surgió el decreto el seleccionador dijo: "no estoy de acuerdo, eso cierra la oportunidad a jóvenes que necesitan mostrarse y jugar".

En ese orden estarán a la espera de una lejana posibilidad, porque han pasado al tercer nivel de espera, pues el segundo será para los profesionales suplentes, jugadores como Jordy Alcívar (Liga de Quito), Gustavo Vallecilla, Sergio Quintero, Alexander Bolaños (Barcelona), Johan Lara y Alexander Alvarado (Aucas).

Otras historias