Eddie Jones es el nuevo entrenador de los Wallabies

Getty Images

Eddie Jones es el nuevo entrenador de la Selección de Australia después del despido de Dave Rennie. Destituido como estratega de Inglaterra en diciembre, con Steve Borthwick contratado como su reemplazo antes de la Copa Mundial de Rugby de este año, Jones tomó el trabajo en los Wallabies por segunda vez en su carrera.

Jones describió su regreso al trabajo que ocupó anteriormente de 2001 a 2005 como "una oportunidad maravillosa" y la federación australiana confirmó el compromiso hasta 2027, lo que significa que su contrato cubrirá dos Copas del Mundo.

El entrenador de 62 años, que estuvo a cargo de la Selección de Australia que perdió ante Inglaterra en la final de la Copa del Mundo de 2003, comenzará formalmente su segundo mandato el 29 de enero.

"Es una oportunidad maravillosa para mí poder volver a Australia y llevar a mi nación a una Copa Mundial de Rugby. Será un período inmenso para el rugby australiano: como australiano orgulloso, es un gran honor poder volver a casa y liderar el equipo nacional durante estos años", declaró.

Y agregó: "La escuadra de los Wallabies es un grupo de jugadores realmente talentosos con buena profundidad: si podemos tener a todos en forma y saludables para la Copa del Mundo este año, confío en que podemos ir a Francia y romper la sequía de 24 años sin ganar la Copa del Mundo. Tengo muchas ganas de volver a casa y quedarme".

Las derrotas en noviembre ante Francia, Irlanda y, en particular, Italia sellaron el destino de Rennie. Su equipo también venció a Gales y Escocia en su gira por el hemisferio norte, pero esas victorias no fueron suficientes para salvar su trabajo.

El presidente de Rugby Australia, Hamish McLennan, describió el nombramiento como "un gran golpe", y calificó a Jones, quien también dirigió a Japón, como "el mejor entrenador del mundo". "La profunda comprensión de Eddie de nuestro sistema de rugby y el conocimiento de nuestro grupo de jugadores y caminos llevarán al equipo al siguiente nivel", aseguró.

"Eddie comprende instintivamente la forma australiana de jugar al rugby: esto representa una oportunidad para asegurar un entrenador de gran pericia y experiencia en las competiciones más importantes, y no queríamos perdérnosla", concluyó.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Foto: Getty Images