300 millones invertidos y no hay sustituto para Hazard

Yahoo Deportes
Jose Breton/Pics Action/NurPhoto via Getty Images
Jose Breton/Pics Action/NurPhoto via Getty Images

Llega el momento cumbre de la temporada y el Real Madrid tiene a su gran estrella lesionada. Eden Hazard salió cojeando de Orriols tras jugar 69 minutos ante el Levante, y tras las primeras exploraciones, parece que deberá pasar por quirófano y seguramente perderse el resto de temporada.

El belga ha jugado de momento 15 partidos de 33 en lo que llevamos de temporada, anotando un gol, dando dos asistencias y provocando 3 penaltis. Parece poca cosecha para un jugador que llegó al club blanco por 100 millones de euros y que debía ser el factor diferencial del equipo esta temporada.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Aunque sus primeros pasos de blanco recuerden a los de Kaká en 2009, que también se vio lastrado por las lesiones y nunca llegó a demostrar su verdadero nivel vestido de blanco, el problema que plantea la lesión de Hazard es mayor: ahora mismo, Zinedine Zidane no tiene sustituto para él en la plantilla.

Porque aunque el paso de Kaká por el Real Madrid fue para el olvido, las plantillas de los años en los que el brasileño llevaba el 8 del conjunto blanco contaban con Cristiano Ronaldo, Guti, Raúl, Ozil y hasta Higuaín o Benzema para cubrir sus ausencias. Cada uno de estos jugadores funcionó al máximo entre 2009 y 2013, por lo que las ausencias de Kaká no se notaron tanto.

Jose Breton/Pics Action/NurPhoto via Getty Images
Jose Breton/Pics Action/NurPhoto via Getty Images

Ahora, la situación que tiene entre manos Zizou es mucho más peliaguda y, la verdad, chirría bastante.

Un Real Madrid repleto de estrellas tendrá que enfrentar a dos de los equipos más potentes del planeta en apenas cuatro días, y lo hará sin saber qué jugador puede rendir mejor en el puesto del lesionado Hazard. En los más de 90 días que el belga ha estado lesionado entre el partido de la Champions League ante el PSG y su vuelta al ruedo ante el Celta de Vigo, Zizou ha probado de todo para paliar su baja, y casí nada ha funcionado.

Más allá de la gran noticia del resutgir de Isco, que parece fijo en los partidos de esta semana ante el City y el Barça, al técnico francés no le han convencido ninguna de las opciones que ha puesto en liza en este período de tiempo.

Con James Rodríguez, prácticamente descartado, al igual que la inclusión de Luka Jovic, que conllevaría cambiar el dibujo a un 4-4-2, Zidane seguramente tendrá que decidir entre Vinicius y Gareth Bale. Lucas Vázquez parece una quimera, y el entrenador no cuenta con Mariano y Brahim. Rodrygo, por su parte, llevaba tres partidos sin ir convocado, el fin de semana pasado jugó con el Castilla y, al acabar ese partido expulsado, no podrá ser de la partida.

El ex del Flamengo ha sido uno de los mejores en el último mes y, sin embargo, Zidane ha decido frenar su proyección cuando mejor ha jugado. Su partido en Zaragoza en la Copa del Rey fue exquisito, y además consiguió marcar un gran gol --su verdadero handicap. Pero desde entonces Vinicius no ha vuelto a ser titular, a pesar de que sus aportaciones desde el banquillo han sido interesantes.

Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images
Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images

Por eso parece que todos los caminos conducen, de nuevo y para mayor frustración del respetable, a Gareth Bale.

El galés se sigue debatiendo entre las lesiones que sólo él es capaz de percibir y diagnosticar, y su mundialmente conocida desgana cada vez que tiene que enfrentar a un equipo del cual no le suene el nombre. Sin embargo su aportación en partidos grandes --como el último encuentro que disputó en el Camp Nou en diciembre-- parecen llevar a Zidane contínuamente a sacarle del baúl de los recuerdos de tanto en tanto y volver a probar.

La situación es paradójica y diría que casi esperpéntica. El club ha invertido más de 300 millones de euros en Bale, James, Vinicius, Rodrygo y Jovic, y cuando las papás finalmente arden en la temporada, parece que ninguno de estás grandes estrellas está lista y preparada para suplir la desafortunada baja de Eden Hazard.

¿Tiene sentido que un club como el Real Madrid viva esta situación? ¿Se ha descuidado mucho la confección de la plantillla? 

Son éstas preguntas retóricas que no encontrarán respuesta antes de que arranque la eliminatoria ante el Manchester City, pero harían bien Zidane y Florentino Pérez en discutir acerca de está dramática situación de cara a la próxima temporada.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias