El efecto Coanda y cómo la Fórmula 1 lo aprovechó

Matt Somerfield
motorsport.com

En el período previo a la temporada 2012 de Fórmula 1, el organismo rector había hecho numerosos cambios para luchar contra la creciente tendencia de utilizar el escape para influir en la aerodinámica del monoplaza.

Eso había llegado tras la prohibición de los dobles difusores, que posteriormente se amplió en su segundo año con el uso de soluciones de soplado de los gases de escape, lo que la FIA también intentó detener.

Como explicamos hace unos días, la restricción no fue efectiva y, de hecho, las restricciones más estrictas llevaron a la proliferación de la práctica. Pero, con los criterios dimensionales particularmente severos que se pusieron en marcha para 2012, se esperaba que la categoría pudiera pasar página.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Sin embargo, como los suelos soplados siendo una buena vía para aumentar el rendimiento de los coches, los diseñadores no iban a sentarse y dejar pasar la oportunidad.

¿Qué es el efecto Coanda?

La solución semi-comanda del McLaren MP4-27

La solución semi-comanda del McLaren MP4-27 <span class="copyright">Motorsport.com</span>
La solución semi-comanda del McLaren MP4-27 Motorsport.com

Motorsport.com

McLaren introdujo una solución que fue adoptada ampliamente para 2012, utilizando el penacho del escape para aprovechar el "efecto Coanda". Este se producía cuando el chorro de gas del escape expulsado del motor tiraba del flujo de aire cercano hacia él, y juntos alteraban la trayectoria general del régimen de flujo del escape.

Esto daría como resultado que fuera impulsado hacia el espacio entre la pared lateral del neumático y la pared exterior del difusor, tal como sucedía con las soluciones de difusores soplados utilizadas en 2011.

El pensamiento crítico detrás del diseño de la solución de McLaren era que con el escape montado en una vaina que sobresalía de la cápsula lateral, el flujo de aire seguiría fluyendo alrededor del pontón y en la región con forma de botella de Coca-Cola.

El escape Coanda en rampa del Sauber C31

El escape Coanda en rampa del Sauber C31 <span class="copyright">Motorsport.com</span>
El escape Coanda en rampa del Sauber C31 Motorsport.com

Motorsport.com

Este fue un problema clave con el que los usuarios de una solución en rampa –como la que se ve de Sauber aquí arriba– tuvieron que luchar, para que el penacho de escape se mezclara con el flujo normalmente destinado a la región de la botella de Coca-Cola, diluyendo el efecto de ambos.

Sin embargo, Adrian Newey pensó de manera diferente. Ya se había convencido a sí mismo de que la solución del estilo McLaren era poco elegante y que la configuración completa de la rampa tampoco iba a encajar. Necesitaba que el flujo de la botella de Coca-Cola se mantuviera ininterrumpido, así que se puso a buscar una manera de recuperarlo.

Las deferentes configuraciones de escape del Ferrari F2012

Las deferentes configuraciones de escape del Ferrari F2012 <span class="copyright">Motorsport.com</span>
Las deferentes configuraciones de escape del Ferrari F2012 Motorsport.com

Motorsport.com

Ferrari siguió siendo un caso atípico en todo momento, ya que prefirió tratar de modificar su solución de conducto 'Acer' de manera ad-hoc, mientras averiguaba la mejor forma de maximizar la solución Coanda que finalmente introdujo.

La FIA dejó que el uso de estos escapes estilo Coanda siguiera en 2013, conociendo la exigencia financiera que los equipos habían sufrido para desarrollarlos. Era muy consciente de que con las nuevas reglas híbridas que entrarían en juego para 2014, la capacidad de explotar el difusor con el escape ya no sería viable.

Entonces, aunque nunca se prohibió específicamente con una nueva regla concreta, las reglas fueron alteradas para tenerlo en cuenta. Al tener que salir el escape a lo largo de la línea central del monoplaza, los días de soplar el fondo plano habían terminado.

Otras historias