Eintracht vence al Rangers 5-4 en los penales y gana la final de la Liga Europa

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

SEVILLA, España (Reuters) - El Eintracht de Fráncfort se impuso el miércoles en la tanda de penales (5-4) para ganar la final de la Liga Europa de la UEFA y conquistar su primer trofeo continental en 42 años.

El portero del Eintracht, Kevin Trapp, detuvo el penal de Aaron Ramsey -el cuarto del Rangers-, mientras que el Eintracht estuvo impecable en su ejecución, marcando los cinco. El partido había terminado 1-1 después de 120 minutos.

Joe Aribo anotó en el minuto 57 el gol de la ventaja para el Rangers, tras una serie de errores defensivos, superando a Trapp.

Los alemanes, que llegaban invictos a la final y que buscaban su primer título europeo desde 1980, se recuperaron cuando el colombiano Rafael Borré se coló entre dos defensas para rematar un centro de Filip Kostic en el minuto 70.

La victoria también significa que el Eintracht competirá en la Liga de Campeones de la próxima temporada, a pesar de haber terminado en el undécimo puesto de la Bundesliga.

El Rangers terminó la prórroga como el equipo más fuerte, pero una brillante parada de Trapp hizo que el partido llegara a la tanda de penaltis, donde la magnífica técnica y la fuerza mental de los alemanes se impusieron.

Bajo un intenso calor y en un estadio repleto de escoceses y alemanes, el Rangers recibió un susto temprano.

El extremo japonés del Eintracht, Daichi Kamada, se adentró en el área de penalti, pero el guardameta del Rangers, Allan McGregor, se agachó para frustrarlo y pudo recuperarse para atajar la insistencia de remate de Djibril Sow.

McGregor no tardó en volver a la acción y se encargó de desviar un disparo de Ansgar Knauff.

El Rangers luchaba por afianzarse en el partido, pero dio un aviso cuando Aribo giró en el borde del área y su disparo se desvió cerca del palo.

El portero del Frankfurt, Trapp, tuvo que intervenir para detener un cabezazo de John Lundstram, mientras el equipo escocés terminaba el periodo con más confianza.

El Rangers comenzó con fuerza tras el descanso y pudo haberse adelantado cuando James Tavernier lideró una rápida escapada por la derecha y el balón le cayó a Ryan Kent en el fondo del área, pero su apurado disparo se fue muy desviado.

Minutos más tarde, sin embargo, el equipo de Glasgow se puso en ventaja: el defensa brasileño Tuta se resbaló al tratar de alcanzar un mal cabezazo de Sow, dejando que Aribo venciera a Trapp.

El Frankfurt respondió con urgencia, y Kamada debería haber hecho algo mejor cuando se topó con un pase por encima de Sebastian Rode, pero elevó el balón por encima del larguero.

El empate llegó cuando el peligroso Kostic pudo lanzar un centro raso desde la izquierda y el colombiano Borré reaccionó rápidamente, colándose delante de Calvin Bassey para rematar el balón.

El Rangers se recuperó del golpe y ambos equipos buscaron ganar el partido dentro de los 90 minutos, pero ninguno pudo evitar que el encuentro entrara en la prórroga y luego en los penales.

(Reporte de Karolos Grohmann; Editado en español por Javier López de Lérida)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente