Eiza González o cómo el talento mexicano sigue derribando estereotipos en Hollywood

Miguel Cane
·5 min de lectura

Desde el comienzo de Hollywood, en la era del cine mudo, ha existido una larga línea de actrices mexicanas que llegan la Meca del cine para establecer una carrera, con un aire muy particular y un glamour que desafía la norma. Así han desfilado por sus sets figuras como Dolores del Río, Lupita Tovar, Lupe Vélez (conocida en la década de 1940 como la ‘Mexican spitfire’), Katy Jurado (la primera mexicana nominada al Oscar), Elpidia Carrillo y más recientemente Salma Hayek (la segunda nominada a la estatuilla. Marina de Tavira y Yalitza Aparicio serían la tercera y cuarta).

Eiza González. (Photo by Evan Agostini/Invision/AP)
Eiza González. (Photo by Evan Agostini/Invision/AP)

Ahora, es Eiza González quien está ocupando el lugar que tenían sus antecesoras, y está haciéndolo en uno de los proyectos de más alto perfil para 2021: ‘King Kong vs. Godzilla’. Su aparición en el tráiler de la muy anticipada película, que se estrena mundialmente el 26 de marzo, hizo que Eiza se volviera tendencia por este nuevo escaño de su trabajo y no por la identidad de con quién ande o deje de andar o por la mucha o escasa ropa con la que aparece en sus redes sociales. Y es que pareciera que a la gente se le olvida que antes de ser una influencer o una modelo, o una imagen, lo que Eiza González quiso ser es precisamente, una actriz.

De hecho, el camino de Eiza para interpretar a Maya Simmons en lo que es su primer gran blockbuster comenzó cuando a los 12 años sentó a su madre para decirle que ya sabía qué iba a ser de adulta: "Le dije que había tomado una decisión para mi carrera y que iba a ser actriz", dijo en una entrevista en 2016. Su madre, la exmodelo Glenda Reyna, que actualmente dirige una agencia de mucho prestigio en Ciudad de México, había inscrito a Eiza en clases de actuación ese año, en un intento de ayudarla a sobrellevar la muerte de su padre en un trágico accidente de motocicleta.

"Cuando mi papá falleció, mi mamá realmente no sabía qué hacer y cómo ayudarme a lidiar con eso, así que me puso en clases extracurriculares, una de ellas era teatro". Esto la llevaría eventualmente a recibir el papel principal a los 16 años en una telenovela juvenil producida por Pedro Damián; de ahí pasó por los elencos de otras producciones de Televisa, hasta que consiguió un papel en inglés en la serie de Robert Rodríguez para Netflix ‘From Dusk Till Dawn’, en la que interpretaría a Satánico Pandemonium, el rol que puso a Salma Hayek en el mapa, aparecido en la película original.

Eiza González y Robert Rodriguez en el 2014. (Photo by Paul Archuleta/FilmMagic)
Eiza González y Robert Rodriguez en el 2014. (Photo by Paul Archuleta/FilmMagic)

"Fue un auténtico shock cultural, y aún lo es", dijo en 2014 acerca de trabajar por primera vez en un sistema estadounidense. "Vengo de una máquina en la que filmabas 30 escenas al día. ¿Grabé tal vez 600 episodios? Ni siquiera lo sé. Puedo memorizar tres guiones en un día porque, en ese entonces, memorizaba 100 páginas por día de rodaje". Y encontrarse que en Hollywood era diferente, le cambió drásticamente el concepto. Pero también le dio más seguridad de la que tenía, sobre todo porque en EEUU se fijaban en su trabajo y no en su vida personal, algo que en México la horrorizaba, ya que las revistas de la prensa rosa eran capaces de presionar y/o atacar a su propia madre para averiguar acerca de sus relaciones personales o sus hábitos, o hasta su salud mental.

La actriz, que tuvo una muy destacada participación en la exitosa ‘Baby Driver’ de Edgar Wright, encuentra aún hoy terriblemente ofensivo lo que hacen muchos medios mexicanos y es por esa razón que mantiene una firme distancia de la mayoría, por lo que éstos no pierden ocasión de criticarla.

Si embargo, Eiza no se concentra en este asedio y prefiere buscar la manera de hacer más profunda su huella en Hollywood basándose en sus aptitudes más que en su innegable atractivo o su carisma. Ese es otro tema que vale la pena señalar: Eiza ha buscado ser algo más que solo un cuerpo o un rostro; y en sus diversos proyectos ha ido alineándose hacia un estilo muy personal, que la ha hecho trascender los lugares comunes: mujeres bellas pero asertivas, con algo más para dar.

Eiza González. (Photo by Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic)
Eiza González. (Photo by Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic)

Es así que ella y Demián Bichir harán de padre e hija en ‘Godzilla vs. Kong’, ambos al frente de una misteriosa corporación que tiene intereses en el encuentro de los dos colosales monstruos.

“Maya Simmons es un personaje muy interesante y tiene matices que no había encontrado en otros papeles”, dijo en una conferencia de prensa previa al lanzamiento del tráiler. “Me atraen mucho los personajes femeninos fuertes", dijo. "Mi mamá fue eso para mí, una mujer fuerte que pudo criar a sus hijos sola. Para mí, eso es todo lo que he visto en mi vida en mi familia: mujeres muy fuertes”.

Acerca de la visibilidad de los actores de origen hispánico que este tipo de cintas avala, Eiza señaló: “quiero que los latinos sean vistos como las personas trabajadoras que somos. Aceptamos los trabajos más duros que nadie quiere tomar y los hacemos con dignidad”. Mientras que aquí ella y Bichir se dan el lujo de romper el estereotipo, ya que pese a ser personajes ostensiblemente anglos, ambos mantienen sus acentos mexicanos, como se aprecia en el avance del filme, que estrenará otro más largo el próximo 7 de febrero en el Supertazón, en el que se podrá apreciar más de la participación —y de la magnética presencia en pantalla— de Eiza.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Diego Luna, el mexicano que conquistó Hollywood con su acento y rompió el molde de lo imposible

Naian González Norvind: la nueva dinastía de México que seduce al mundo

Alfonso Herrera, el actor que puede darse el lujo de rechazar a RBD y hacer lo que quiera

EN VIDEO: ¿Van a reemplazar a Ellen Degeneres por Kelly Clarkson o Kristen Bell?