Ekstrom gana la octava etapa en coches; Loeb recorta 7 minutos a Al-Attiyah

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • Sébastien Loeb
    Piloto de automovilismo francés
  • Stéphane Peterhansel
    Piloto de automovilismo y motociclismo francés

Redacción deportes, 10 ene (EFE).- El sueco Mattias Ekstrom (Audi) se impuso en coches en la octava etapa del Dakar, disputada entre Al Dawadimi y Wadi Ad Dawasair, sorprendiendo con un gran ritmo en los últimos 100 kilómetros de tramo cronometrado y aventajando en 49 segundos a su compañero de equipo, el francés Stéphane Peterhansel.

El galo Sebastien Loeb (Bahrain Raid Xtreme) finalizó tercero y logró recortarle siete minutos y un segundo al líder de la general, el catarí Nasser-Al Attiyah (Toyota).

Cuarto a 3’11 segundos de Ekstrom finalizó el español Carlos Sainz (Audi), completando la presencia de la marca alemana con su innovador vehículo híbrido en tres de las cuatro primeras posiciones.

Una jornada en la que Peterhansel y Loeb parecían luchar por la victoria hasta que apareció Ekstrom a última hora, pero a Loeb le condicionó el quedarse sin rueda de repuesto tras sufrir dos pinchazos, según informó la organización; lo que le obligó a no asumir ningún riesgo si no quería echar por tierra todas sus opciones por el título.

Momento en el que Al-Attiyah comenzó a reducir diferencias, hasta que al catarí también le llegaron los problemas. Una avería en la transmisión le obligó a rodar con solo dos ruedas motrices; lo que hizo que el líder de la general llegase a 10 minutos y 9 segundos de Ekstrom.

Resultado que aprieta la lucha por la victoria en la categoría de coches, aunque todo sigue pareciendo estar de cara para el cuarto título (vencedor en 2011, 2015 y 2019) de Al-Attiyah; sobre todo al solventar con creces su primer gran problema mecánico en esta 44ª edición del Dakar.

El catarí afronta los últimos cuatro días de competición, con el último sin apenas contar para las diferencias en la general, con 37 minutos y 58 segundos de diferencia sobre Loeb.

Una clasificación en la que los Audi no pueden luchar, por fallos en los amortiguadores y Sainz, sobre todo, por el fatídico penúltimo de control de la etapa 1B en el que perdió más de dos horas por un “libro de ruta erróneo”; pero este lunes lograron una segunda victoria de etapa que refuerza su trabajo.

Este 2022 estrenaron su vehículo híbrido sin rodaje en competición real y la marca alemana está despejando las dudas acerca de la fiabilidad -más allá de los cuatro amortiguadores rotos- en su nuevo sistema y, especialmente, están demostrando que han conseguido el ritmo para pelear por la victoria en 2023 y solo Loeb les pudo mantener el ritmo en la octava etapa.

El drama de este lunes llegó para el argentino Lucio Álvarez y su copiloto, el español Armand Monleon. Tras siete etapas sorprendiendo a los mandos de su Overdrive Toyota y ocupando la cuarta plaza de la general, perdieron tres horas tras detenerse a los 40 kilómetros del inicio de la especial; lo que echa por tierra el reflejo en la general de su gran Dakar.

También tuvo problemas Nani Roma (Bahrain Raid Xtreme); y cerca de ellos, en el km.43. Según informó la organización, se trató de un fallo mecánico y le hizo perder una hora.

Cinco primeros clasificados de la etapa ocho:

1 – Mattias Ekstrom (SUE-Audi) 2h43’21”

2 – Stéphane Peterhansel (FRA-Audi) a 49”

3 – Sebastien Loeb (FRA-Bahrain Raid Xtreme) a 3’8”

4 – Carlos Sainz (ESP-Audi) a 3’11”

5 – Yazeed Al-Rajhi (SAU-Overdrive Toyota) a 9’51”.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente