El Barcelona ganó el Clásico del sábado... según la Quiniela

Yahoo Deportes
Messi y Carvajal durante el Real Madrid - Barcelona de marzo. Foto: Burak Akbulut/Anadolu Agency/Getty Images.
Messi y Carvajal durante el Real Madrid - Barcelona de marzo. Foto: Burak Akbulut/Anadolu Agency/Getty Images.

Todo el que no viva en una cueva, le guste el fútbol o no, se ha enterado de que el partido de liga entre el Barcelona y el Real Madrid que se tenía que haber jugado el pasado sábado 26 como parte de la 10ª jornada de liga no se disputó. El Comité de Competición de Real Federación Española de Fútbol decidió que se aplazara por “causas excepcionales”. Las condenas de cárcel con las que se ha saldado el juicio a los dirigentes políticos del procés independentista catalán han caldeado mucho el ambiente y se han vivido disturbios graves en la ciudad, por lo que los mandatarios del fútbol han considerado conveniente retrasar un poco la fecha del enfrentamiento de máxima rivalidad del balompié español, con la esperanza de que los ánimos se relajen un poco. Dejamos a criterio del lector determinar si tal decisión es buena o mala idea.

Sin embargo, los jugadores de la Quiniela se han llevado una buena sorpresa al comprobar que en la combinación ganadora de este fin de semana el Clásico sí que aparece. El encuentro sale en los resultados oficiales como el partido número 1 de los 15 que conforman el boleto. Y no solo eso, sino que tiene adjudicado un resultado: el signo correspondiente es 1, que en este juego significa “victoria del equipo local”.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

¿Cómo es posible? ¿De qué manera se explica que un encuentro que en el mundo real no ha existido sí que tenga efecto en las apuestas oficiales del Estado, y que incluso le corresponda un desenlace que no gustará nada a los aficionados madridistas? La justificación es muy simple y se encuentra en las bases de la propia Quiniela.

Este popularísimo juego de azar está organizado por Loterías y Apuestas del Estado, una entidad pública dependiente del Ministerio de Hacienda que también gestiona sorteos como la propia Loteria Nacional, la Primitiva o la Bonoloto, entre otros. Su actividad está totalmente fijada por normas muy concretas, tal como establece la vigente Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, que da potestad a Loterías para gestionarla.

Así, Loterías ha desarrollado su propio reglamento, cuya última versión data de la temporada 2017/18. En él, el artículo 38º establece que para incluir un partido como válido en el boleto se tiene que tener constancia de su disputa “antes de las veinticuatro horas del jueves anterior a la fecha de la celebración de la jornada”. Si la noticia de la cancelación o aplazamiento se recibe cuando no se ha superado ese margen, se procede a designar un “partido suplente” para sustituirlo (que suele ser algún encuentro de Segunda División de los que se hayan quedado fuera).

En este caso, sin embargo, la resolución del Comité de Competición aplazando el Barcelona-Real Madrid se comunicó oficialmente el viernes 18 de octubre. Es decir, fuera de plazo. Así que a efectos de quinielas es de aplicación el artículo 39º, que establece que el resultado se decide mediante un sorteo.

El procedimiento para celebrar ese sorteo, todo hay que decirlo, es un tanto farragoso. Consiste en meter en un bombo 100 bolas de colores rojo (que equivale al signo 1), azul (X, es decir, empate) y amarillo (2, triunfo visitante). La cantidad de esferas de cada tonalidad depende de los pronósticos que hubieran hecho los apostantes en las administraciones de Loterías, redondeando los porcentajes para que no haya decimales.

Del bombo salió una pelotita roja. Es decir, triunfo para el equipo que habría jugado en casa, que en esta ocasión era el Fútbol Club Barcelona. Los culés pueden apuntarse este tanto, que no tiene mayor trascendencia a efectos deportivos pero que puede que a alguno le suba la moral.

Para quien sí ha sido relevante ha sido para los jugadores de la Quiniela de esta semana. Loterías informa de que se han registrado casi siete millones de apuestas (que no quiere decir que haya siete millones de personas jugando, ya que existen las apuestas múltiples, cuando se usan combinaciones de dobles o triples). De ellas ninguna ha logrado el pleno al quince, así que el importe correspondiente se acumula como bote para otras jornadas. Sí que ha habido hasta doce acertantes de catorce resultados, que se llevan 69.500 euros cada uno.

También te puede interesar:

El Barça renuncia a un torneo de niños porque le obligaban a utilizar la camiseta de España

Un cambio en la normativa sobre cedidos de la FIFA podría beneficiar al Real Madrid

Otras historias