El día cero también podría llegar a España

El pasado año hidrológico fue el cuarto más seco del siglo y uno de los más secos de los últimos 50 años en España
El pasado año hidrológico fue el cuarto más seco del siglo y uno de los más secos de los últimos 50 años en España

Resulta paradójico que en un planeta cubierto con un 70% de agua pueda haber extensas regiones y ciudades que se queden sin suministro. No obstante, la realidad es algo más compleja: lo cierto es que solo un 3,5% del agua de la Tierra es dulce, y la mayoría de esa agua potable se encuentra congelada en los Polos y los glaciares. Lo que nos lleva a una cifra sorprendente: Solamente el 0,025% del agua de todo el planeta está disponible para el consumo humano… visto así, es normal que muchos expertos prevean que el agua potable será uno de los bienes claves para el futuro próximo de toda la Humanidad.

La importancia del agua potable la ha convertido en uno de los puntos más destacados de los Objetivos de Desarrollo Sostenible publicados por la Organización de Naciones Unidas, que afirma que “la escasez de agua afecta a más del 40 % de la población mundial, una cifra alarmante que probablemente crecerá con el aumento de las temperaturas globales producto del cambio climático”. Las previsiones no son buenas, y se estima que para 2050, el aumento de la población y de sus necesidades más básicas hagan crecer la demanda de agua potable en más de un 50%.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Es el temido “Día cero”, o explicado de manera simple: el día en que un territorio o una gran ciudad, se ven obligados a cerrar sus grifos a la población por falta de agua potable. El año pasado, Ciudad del Cabo en Sudáfrica estuvo a punto de convertirse en la primera urbe en alcanzar ese célebre día cero. Los racionamientos, los cortes de suministro y un estricto modelo de ahorro impuestos por las autoridades consiguieron evitarlo en el último momento.

Los titulares se hicieron eco del gran logro sudafricano, “no habrá día cero para Ciudad del Cabo”… sin embargo, algo más desapercibida y tan solo unos meses después, la situación de riesgo ha vuelto y los habitantes del Cabo vuelven a sufrir cortes de suministro para evitar (nuevamente) el día cero.

Mapa global de estrés hídrico | fuente WRI
Mapa global de estrés hídrico | fuente WRI

Aunque es la más evidente, Ciudad del Cabo no es la única gran urbe que bordea esa arriesgada línea, las autoridades de la superpoblada Ciudad de México han alertado que, sin el debido cuidado y responsabilidad, sus habitantes también podrían llegar a sufrir las consecuencias… con el calentamiento global más y más regiones se están acercando: según el World Resources Institute, diecisiete países que albergan un cuarto de la población mundial se enfrentan a extremas carencias de agua potable. Es una lista que aumenta cada año y España se encuentra en el Top 25 de ese ranking.

Hace tan solo unas semanas finalizó el año hidrológico 2018-2019 situándose como uno de los más secos de los últimos 50 años. Los ciclos de sequía son un fenómeno habitual en la Península Ibérica, sin embargo el cambio climático está consiguiendo que esos periodos sean cada vez más extremos y prolongados. El nuevo año hidrológico (2018-2020) comenzó en octubre y las precipitaciones son de hasta un 90 % menos del valor de las lluvias normales de la media histórica en este mes.

Los estudios apuntan a endurecimiento de las condiciones hidrológicas y España reúne todos los requisitos para ascender en ese temido ranking de estrés hídrico: la demanda de agua potable sigue en aumento, las autoridades no han conseguido (y no parece que lo hagan en el futuro vayan a conseguir) una buena y efectiva gestión de los recursos y, por supuesto, las condiciones climáticas no van a mejorar… el abastecimiento en España no está nada claro en las próximas décadas.

Otras historias