El imparable éxito de Los Polinesios: un fenómeno que empezó con una broma

José RiveroContributor
Yahoo Vida y Estilo

Hay personalidades que surgieron gracias a un canal de YouTube y conservan su fama solo con subir videos cada semana, pero Rafael, Lesslie y Karen fueron más allá y además de tener cinco canales en la plataforma, aprovecharon su éxito como Los Polinesios para vender productos y hasta hacer una gira mundial.

Los Polinesios. Foto: Jeff Kravitz/FilmMagic
Los Polinesios. Foto: Jeff Kravitz/FilmMagic

Quizá debido a que saben que su audiencia es muy amplia y abarca varias generaciones, los tres hermanos buscarían inspirar a sus seguidores, promover la unión familiar y crear conciencia en torno al cuidado del medio ambiente. Esos temas, además de sus vivencias personales en viajes o en la vida cotidiana, son presentados en cada uno de sus canales de YouTube, como 'Plática Polinesia' (con 8 millones de suscriptores), 'Los Polinesios' (con 20 millones), 'Ultra Polinesios' (con 8 mil suscriptores), 'Musas' (con 14 millones), 'Juxiis' (con 4 millones) y 'Extra Polinesios' (con 14 millones de suscriptores).

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Todo comenzó gracias a una broma. Hace 8 años, aprovechando la buena relación entre los 3 hermanos, subieron videos caseros de bromas que hacían en familia. "Entonces empezó a llegar audiencia a través de esa broma y después subimos otra", comentó Rafael en una entrevista con EFE, al relatar que partir de entonces aumentaron las reproducciones y los suscriptores.

En cuanto al nombre de 'Los Polinesios', han explicado que se debe a que tenían un bisabuelo biólogo que vivió en las Islas Polinesias: "Cuando regresó a México hacía todo al estilo polinesio, y cuando él no quería que alguien se enterara de algún tema, decía que era plática de Polinesios, entonces cuando Rafa creó el canal le puso ‘Plática Polinesia’, porque sería algo que solo la familia podría entender y así fue".

Pero sus videos caseros se transformaron en audiovisuales cuidados en cuanto a la producción y edición, y para su sorpresa, conectó con el público. Y así, Los Polinesios se convirtieron en influencers de las redes sociales y cada uno en celebridades, por lo que decidieron capitalizarlo con un espectáculo que los pone cara a cara con sus suscriptores en varios países.

El 30 de mayo de 2020, Rafa, Karen y Lesslie arrancarán en el Auditorio Nacional la gira 'Jump show World Tour' con la que visitarán España, Argentina, Colombia y Estados Unidos, además de varias ciudades de la República Mexicana. Al menos en la fecha de la Ciudad de México, la preventa de los boletos cuestan entre 700 y mil 800 pesos, más cargos.

En conferencia de prensa, aseguran que su espectáculo promoverá la protección de ecosistemas y animales, además de que presentarán nuevas canciones y números musicales en lo que calificaron como una "renovación total" de su concepto. Y es que 'Jump show World Tour' es su segundo espectáculo, con el que buscan replicar y superar el éxito que lograron entre 2017 y 2018 con 'La Gira Polinesia'.

Aquel espectáculo estuvo bajo la producción de Alejandro Gou y su empresa Gou Producciones, y terminó en 2018 en el Dolby Theater de Los Ángeles, sede de la entrega de los Premios Oscar. Pero a decir del productor teatral, el éxito fue una sorpresa para él, quien ni siquiera conocía a Los Polinesios.

"Cuando estaba produciendo 'Billy Elliot', llegaron Los Polinesios, yo no sabía quiénes eran, me pidieron 3 citas hasta que los recibí y llegaron a decirme que les produjera un show. Les dije 'No voy a gastar dinero en ustedes'; respondieron: 'No vas a gastar publicidad en nosotros, salimos a la venta en Monterrey, Guadalajara y México y si vendemos boletos nos produce el show, si no, no'. Yo dije '¡Esos güeyes!', los tiré de a locos. Salimos a la venta el mismo día que 'Billy Elliot', yo me olvidé de Los Polinesios y me habla la directora de Ticketmaster: 'Gou ¿por qué fregados no me avisaste que ibas a abrir taquilla? ¿Qué es eso de Los Polinesios?'. Tumbamos Ticketmaster, se agotó todo en 8 minutos, fue una locura, y ya de ahí empezamos a crear el show con ellos. Metimos más gente que Katy Perry en Perú y en Chile. Katy Perry nos iba siguiendo en el tour y metíamos más gente nosotros", relató Gou en una reciente entrevista con Roger González.

La venta de boletos de su show es el reflejo del fenómeno en el que se han convertido los hermanos 'Polinesios'. Solo por compartir videos con sus experiencias en viajes por Japón o Nueva York, retos virales, tutoriales de cocina o momentos cotidianos como ir de compras, sus contenidos los convirtieron en ídolos de las generaciones más jóvenes.

Mochilas, playeras, stickers, tarjetas, bolsas, almohadas, sudaderas y chamarras son algunos de los productos oficiales que están a la venta en varias tiendas y en Internet. Convertidos en objetos del deseo, sus productos son replicados por la piratería, situación que Los Polinesios han criticado en su canal de YouTube. También han publicado libros, como 'Tres promesas', escrito por Lesslie; incluso ha existido una atracción navideña dedicada a Los Polinesios en el parque de diversiones Six Flags México, llamado 'Christmas Time’.

Su imagen ha sido tan explotada, que incluso salieron a la venta dulces y chicles de Los Polinesios. También se convirtieron en los primero creadores de contenido en tener un álbum de estampas, además de que aparecen en las cajas de un par de juegos de mesa, como el UNO y el Pictionary.

Ser influencers les ha abierto las puertas a otro tipo de trabajos, como el doblaje. Karen fue la voz de 'YI' en la película 'Un amigo abominable', mientras que Rafa dio voz a 'Lloyd' en la película de Lego: 'NINJAGO'. También fueron elegidos para ser la imagen de Cheetos.

Tantos proyectos se han convertido en grandes ingresos para Los Polinesios, y aunque es imposible conocer sus ingresos netos, algunos medios han calculado que, en 2017, habrían generado ganancias variables de 250 mil a 4 millones de pesos al mes.

La industria está en constante cambio y las figuras de YouTube podrían desaparecer, pero Los Polinesios han sabido diversificar su fama al grado que, quizá sin la plataforma de videos, podrían perdurar en el medio como un exitoso trío de hermanos.

Otras historias