El final del culebrón James Rodríguez

Alfonso Duro
James Rodríguez / Omnisport

La película que se ha creado alrededor de James Rodríguez está a punto de tocar a su fin, para bien o para mal. El colombiano ha cerrado su peor temporada desde que llegó a Europa, jugando sólo un partido más de lo que lo hizo en su primer año en el Porto, aunque ya en aquella época era titular en la mayoría de partidos que disputó mientras que este año en el Real Madrid no ha pasado de complemento de lujo para Zinedine Zidane.

Sin embargo, sus números han estado al nivel que suele estar el colombiano. Con 11 goles y 12 asistencias, ha sido uno de los jugadores más resolutivos del equipo cada vez que el entrenador le ha dado la oportunidad, marcando goles importantes, como el que supuso el 2-2 momentáneo en el Clásico del Bernabéu, o asistencias cruciales como cuando puso un balón en la cabeza de Morata para ganar el primer partido de la Champions League en casa ante el Sporting de Portugal.

Es gracias a esos números que ofertas no le van a faltar. El colombiano ha cerrado el año con dos grandes partidos con su selección, brillando ante España y marcando un gran gol ante Camerún. Con estas actuaciones ha vuelto a dejar claro que, a sus 25 años, está en el mejor momento de su carrera y que el año que viene puede explotar en el equipo que finalmente apueste por él. Manchester United y Chelsea se pelean por su fichaje, y ambos llegarían sin problema a los 80 millones de euros que pide por su traspaso el Real Madrid.

Pero es que ahora, además, a James Rodríguez se le abre otra opción. Con la posible marcha de Ronaldo del Real Madrid, los blancos podrían redoblar su apuesta por la continuidad del colombiano, pues al fin y al cabo siempre se confió en él como el futuro recambio del portugués.

Aunque se ha hablado mucho de que Zidane no tiene al capitán de colombia en alta estima, lo cierto es que el entrenador francés ha hablado directamente con James –como hizo también con Álvaro Morata– para intentar que el jugador continúe en el Real Madrid la temporada que viene. Si bien es cierto que James no ha jugado todo lo que a él le hubiera gustado, cabe reconocer que desde que recuperó su mejor nivel, allá por el mes de enero de este año, Zidane ha contado con él, dándole minutos en partidos importantes e incluso la titularidad en varios encuentros en la recta final de La Liga.

Ahora la pelota está en el tejado de James. Sabe que en pocos equipos tendrá la oportunidad de ganar dos Champions Leagues como ha hecho en el Real Madrid, más allá de que a él le hubiera gustado sentirse mucho más partícipe de este hito. Justamente por eso podría intentar firmar por un equipo donde pudiera ser cabeza de proyecto y donde se le respete su rango en forma de minutos de juego.

Puede ser una apuesta arriesgada para James Rodríguez, pero de lo que no cabe duda es que su culebrón llegará a su fin más antes que después.

También te pueden interesar:

Cristiano Ronaldo y la depresión

¿Qué hacemos con Danilo?

La inoperancia de CR7

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines